Público
Público

Celia Barquín La familia de Celia Barquín: "Estamos destrozados"

"Se pierde una niña de 22 años por encima de todo, sólo pensamos en el dolor de su familia, pero Celia era también una deportista con un presente prometedor", dice el gerente del Campo Municipal de Llanes, donde fraguó su carrera como aficionada

Celia Barquín, en un torneo en julio de 2018. EFE

AGENCIAS

La localización del cuerpo sin vida de la golfista española Celia Barquín en el campo de golf de Iowa (Estados Unidos), donde estudiaba y competía ahora la joven, tiene conmocionado al deporte asturiano y al mundo del golf, que llora la pérdida de la actual campeona de Europa, un título que había logrado hace poco más de un mes.

Mientras, su familia está "destrozada" por lo ocurrido y "intentando asimilar" los hechos, que todavía no conoce en detalle. "Ahora mismo estamos bastante destrozados toda la familia, intentando asimilar un poco lo que ha sucedido, y pedimos un poco de intimidad para sobrellevar estos días, que están siendo bastante duros", ha dicho su hermano Andrés.

Preguntado por las circunstancias de la muerte de su hermana, ha señalado que desconocen "bastante todavía lo que ha sucedido", salvo que su hermana había ido a entrenar por la mañana, "como muchos otros días" y que "alguien la ha atacado" y "ha acabado con ella". "Esperamos que en las próximas horas nos puedan facilitar más datos de lo que ha sucedido concretamente", ha finalizado Andrés Barquín.

Las federaciones de golf de Cantabria y de Asturias han mostrado su pesar tras conocer el asesinato el pasado lunes en Estados Unidos de la jugadora cántabra Celia Barquín, que estaba federada en Asturias. Formada en la escuela del Mogro Club, de la mano de Santiago Carriles, Celia Baquín estuvo federada por Cantabria hasta que pasó su licencia a la Federación de Golf del Principado de Asturias.

"Todos los integrantes de la Federación Cántabra de Golf trasladan su más sentido pésame a sus familiares y amigos. Descanse en paz", es el mensaje que ha trasladado la agrupación cántabra en su página web.

También la web de la Federación de Golf del Principado de Asturias (FGPA) se hace eco de la "terrible noticia" en su web. "Desde la FGPA nos unimos al dolor de su familia". Según fuentes consultadas por Europa Press relacionadas con el golf en Asturias, Barquín estaba vinculada al campo municipal de Llanes, en Asturias.

En el Campo Municipal de Llanes, donde fraguó su carrera como aficionada, aún no son capaces de asimilar el asesinato de la cántabra, una deportista "con un presente y un futuro prometedores", que empezó a golpear bolas en tierras asturianas con tan sólo tres años y cuya muerte tiene "consternados" a todos los trabajadores del campo de golf.

El gerente de las instalaciones, Luis Arturo Ruiz-Capillas, no puede dejar de pensar en la familia de la joven, y señala que está siendo una jornada "muy dura" para los que componen la familia del CM de Llanes, porque fue en ese lugar donde muchos de ellos han compartido incontables momentos con Celia y con sus padres.

"Pasaba muchos días cuando era cría, la hemos visto crecer y está siendo una mañana complicada porque todavía no lo creemos. Desde los tres años la hemos visto entrenar y dar clases aquí, hemos visto su evolución y convivido con ella y su familia, y todos los trabajadores estamos afectados", explicó Ruiz-Capillas.

El responsable de las instalaciones, que acompañó a Barquín en algunas de sus competiciones cuando apenas tenía 13 años, recuerda a la cántabra como una deportista "de gran personalidad y con una capacidad para competir brutal", constancia que no evitaba que la joven fuera "encantadora y sonriente" con todo el mundo.

"Ya de pequeña se veía que tenía algo diferente, y luego continuó con sus éxitos. Entrenaba mucho, y en el golf ser una jugadora constante y regular como lo era Celia es muy difícil. Se pierde una niña de 22 años por encima de todo, sólo pensamos en el dolor de su familia, pero Celia era también una deportista con un presente prometedor", concluye un emocionado Luis Arturo.