Estás leyendo: Contador pierde el Tour

Público
Público

Contador pierde el Tour

El dictamen desmonta la tesis del solomillo y deja al español sin su victoria de 2010 por el positivo

IGNACIO ROMO

Un año de sanción por dopaje. El Comité de Competición de la Federación Española de ciclismo comunicó ayer a Alberto Contador a primera hora de la tarde su propuesta de sanción tras su positivo con clembuterol en el pasado Tour. El ciclista defendido por un equipo de abogados integrado por el bufete de Bardají & Honrado y el suizo Rocco Taminelli dispone ahora de diez días hábiles para presentar alegaciones antes de que se imponga la sanción en firme.

Contador dio positivo por clembuterol en dos controles. El 21 de julio aparecieron en su orina 50 picogramos de la sustancia. Un día más tarde quedaban 20. El clembuterol es una sustancia de las denominadas cualitativas, es decir, su simple aparición ya determina un positivo, al margen de su cantidad. Contador alegó que la sustancia procedía de un solomillo contaminado, comprado en Irún. Y presentó 14 informes de especialistas para demostrarlo. Pero sin éxito.

Un abogado del corredor recogió la decisión ayer en la sede de la Federación. El Comité de Competición, al reducir la pena (normalmente es de 24 meses) a sólo un año, muestra de alguna manera que no advierte intencionalidad y que ha valorado las pruebas aportadas. Pero que no las da por buenas del todo.

Según los documentos aportados por la UCI, existen cuatro posibilidades de que el clembuterol pueda hallarse en el organismo humano, pero no demuestra que haya sido debido a una práctica de dopaje, mientras el corredor tampoco habría logrado probar la procedencia de dicha sustancia.

Aunque la Federación señaló ayer que la decisión "es susceptible de ser variada", lo habitual es que no haya cambios. En este caso comenzaría otra batalla legal, ya que es previsible que la Agencia Mundial Antidopaje recurra ante el TAS y solicite la ampliación a dos años.

Este diario intentó ayer sin éxito contactar con Contador y su entorno. Poco antes de conocer la sanción, el ciclista, que se entrena estos días en Mallorca, trataba de aislarse del ruido generado por el caso. "He planificado la temporada con total normalidad y estoy orgulloso de que Saxo Bank apueste muy fuerte por mí: me lo tengo que plantear así" señaló. "Estoy motivado, concentrado en mi trabajo. Yo creo que ahora mismo lo más importante es abstraerme un poco de todo lo que me rodea y centrarme en trabajar, porque es lo que me va a dar frutos en el futuro".

Si se oficializa (una vez estudiadas las alegaciones de Contador) la sanción de un año, el madrileño podría volver a competir el próximo 24 de agosto. Así que se pierde seguro el Tour. Y en teoría también la Vuelta, cuyo comienzo está fijado para el 21 de agosto. Pero la organización de la carrera española no tira la toalla. Existen algunas opciones de que Contador pudiera regatear su sanción y correr la ronda española.

La primera que habría barajado el equipo de Contador sería convencer a los organizadores de la Vuelta (y a la UCI) para retrasar la salida en cuatro días. Pero el calendario internacional es difícil de modificar e implicaría que la Vuelta finalizara un miércoles.

El Saxo Bank podría tratar de convencer a la UCI de que la sanción de un año comenzara a contar antes. Es decir, que no se iniciara la cuenta de los 12 meses el 24 de agosto, día en que se le comunicó el positivo al ciclista. Contador sólo compitió en criteriums tras del Tour, pero no en carreras oficiales.