Público
Público

Crevillante Femenino CF Un club de fútbol femenino denuncia los insultos machistas de un árbitro: "Las mujeres no tendríais que jugar a esto"

Llamó a las jugadoras "nenazas" y las menospreció con frases como "que se termine ya esta mierda de partido" y "dais vergüenza", según ha difundido el Crevillante Femenino CF. El colegiado ha negado los hechos ante la Federación. 

Imagen de las jugadoras del Crevillente Femenino saludando a un equipo rival en 2019 | Facebook
Imagen de las jugadoras del Crevillente Femenino saludando a un equipo rival en 2019 | Facebook

efe

El Crevillente Femenino CF ha denunciado públicamente insultos y menosprecios del árbitro a las jugadoras durante el encuentro que disputó este pasado fin de semana ante el SPA Alicante C.

En una nota a través de las redes sociales, la entidad afirma que el colegiado llamó a sus jugadoras "nenazas" y que las menospreció con frases como "que se termine ya esta mierda de partido", "dais vergüenza" o "las mujeres no tendríais que jugar a esto".

El encuentro, enmarcado en la Primera Regional Valenciana, fue suspendido a 20 minutos del final con el resultado de 0-1. José Antonio Candela, entrenador del equipo, ratificó a Efe todo lo apuntado en el comunicado y afirmó que el único objetivo del club crevillentino es que el árbitro se disculpe ante las jugadoras.

"Los puntos nos dan igual. No podemos consentir este tipo de comportamientos", dijo el entrenador, quien prepara junto al club el escrito de protesta en el que explica todo lo sucedido "incluso con imágenes de televisión".

Candela explicó que fue en el minuto 70, tras una expulsión al segundo entrenador, cuando se desencadenaron los acontecimientos. "Comenzó a sacar tarjetas y a expulsar gente y, tras amenazar con suspender el partido y llamar a las autoridades, fue cuando mis jugadoras dijeron que eran ellas las que iban a llamar a la Guardia Civil por todo lo que les había dicho", argumentó el entrenador.

"Mis chicas estaban descentradas y ofendidas. Yo veía que les sacaba tarjetas por protestar pero no sospechaba el motivo", prosiguió el preparador. Candela indicó que fue el colegiado el que decidió suspender el partido "porque dijo que su seguridad no estaba garantizada, aunque poco después recapacitó y quería seguir, algo que no aceptamos".

"No sé si este chico quiso hacerse el gracioso o tiene un problema y es así", apostilló el técnico, quien indicó que desde la Federación de Fútbol de la Comunitat Valenciana ya se han puesto en contacto con el Crevillente para recabar información.

El club crevillentino, a través de la nota pública, ha condenado "estas actitudes" y espera que se tomen las medidas oportunas "para que un suceso como este no vuelva a tener lugar en un campo de fútbol".

El árbitro lo niega

El colegiado del encuentro Crevillente-SPA Alicante C negó ante el comité de árbitros de la Federación de Fútbol de la Comunidad Valenciana (FFCV) las acusaciones de que profirió insultos machistas a las jugadoras del equipo local.

El colegiado se mostró sorprendido por las acusaciones

Así lo confirmaron a EFE fuentes federativas, que señalaron que el colegiado, del que facilitaron sus iniciales (D.A.M.G.), se mostró sorprendido por las acusaciones y comunicó que preparará un anexo al acta para explicar con detalle todo lo sucedido.

El colegiado, que suspendió el partido en el minuto 72 con 0-1 a favor del equipo visitante, explicó a los dirigentes federativos que todos los incidentes llegaron tras la señalización de un penalti, momento en el que se produjo una tángana con varias expulsiones.

En el acta, el árbitro refleja que fue insultado por una jugadora local, que le calificó como "machista de mierda" y "gilipollas", y añade que le dijeron: "Me vas a comer tol coño subnormal, no nos vas a pitar en la vida".

El equipo visitante escuchó comentarios despectivos

El presidente del club visitante, Jesús Cañizares, aseguró a Efe que sus jugadoras no escucharon durante el partido insultos a las futbolistas rivales, aunque sí algunos comentarios despectivos del árbitro "relacionados con lo fea que se estaba poniendo la situación".

"Me han dicho que pudo decir expresiones como ¡vaya tela de partido! O ¡menuda mierda!, pero más que nada en referencia a las tanganas e insultos que se estaban produciendo. Nada ofensivo hacia nadie", añadió Cañizares.

"Llevamos muchos años peleando por el fútbol femenino y si hubiéramos escuchado eso habríamos sido los primeros en denunciarlo por solidaridad con las compañeras del otro equipo, pero las niñas no oyeron nada", explicó el dirigente.

Cañizares, presidente de la Comisión Deportiva de Fútbol Femenino de la FFCV, añadió que no está dispuesto a "crucificar" sin pruebas a un árbitro. "Hemos peleado mucho por desterrar estas cosas del fútbol femenino, pero no vamos a señalar a nadie sin pruebas", sentenció.