Público
Público
Elite Sport

Economía colaborativa: Un deporte en equipo

La fórmula del crowdfunding e iniciativas como #Ellassondeaquí permiten financiar los sueños de cada vez más deportistas españoles.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las chicas del INEF Rubgy Lleida han recurrido al crowdfunding para costearse su deporte. /INEF RUGBY

“Llevadera es la labor cuando muchos comparten la fatiga”, decía Homero. Y así es la historia de la humanidad; una solidaria interrelación de costumbres, ideas, y de –a veces muy cuestionada– praxis, que cuya ponderada compilación ha cristalizado en lo que fuimos, somos y seremos. En una tabla de equivalencias, la humanidad sería igual a evolución. Y a lo largo de esa evolución, que iniciaron nuestras monísimas tatatatatara (x10) abuelas Ardi y Luci hace nada menos que 4,4 millones de años, la creación de civilizaciones, formas de vida y organización y culturas es lo más valioso de nuestro patrimonio social.

La economía y el deporte forman parte de esa creación. Una como herramienta de intercambio y la otra como símbolo de identidad y de recreación cultural. Ambas han asistido a procesos de transformación conceptual. La economía pasó del trueque al dinero mercante; el deporte, de emblema social y árbitro de rivalidad entre estados –en la Grecia Clásica con los JJ.OO.–, a su profesionalización dentro de un marco competitivo. La historia no dio tregua y la evolución seguía su curso. Llegó la globalización y con ella la coronación de la moneda como soberana universal.

En la nueva era, el deporte ha perdido gran parte de su independencia, viéndose supeditado al dividendo del negocio. En este sentido, impera la sombría lógica de la rentabilidad a gran escala, desamparando a muchos deportistas y equipos que no encuentran sino dificultosos obstáculos en su lucha por el progreso: sin financiación, sin visibilidad, sin apoyo. Esto ha estimulado la ideación, por parte de sectores multidisciplinares que se han movilizado, de nuevas fórmulas de cooperación económica: el crowdfunding. Un concepto sonoro en los últimos tiempos, que ahora tiene aplicación deportiva.

Este modelo complementario de economía colaborativa o social pretende despejar las restricciones que torpedean los sueños de muchos profesionales del deporte, porque la falta de fondos obstaculiza el ejercicio de su modalidad. Mediante la aportación de pequeñas cantidades de capital entre varios inversores (empresas o particulares), se llega a reunir una importante cuantía a beneficio de una propuesta deportiva o deportista individual, tornándose viable su patrocinio o sponsoring. A cambio, es habitual ver recompensas a los contribuyentes, que van desde fotografías firmadas, prendas técnicas o la emocionante experiencia de recibir una clase magistral por parte del deportista financiado.

El micro-mecenazgo deportivo es una herramienta de democratización económica, siendo el fin benéfico mucho más que un aderezo

El micro-mecenazgo deportivo es una herramienta de democratización económica, siendo el fin benéfico mucho más que un aderezo. Sus derivadas plataformas (Patrocínalos, Sponsorto o Apontoque, por ejemplo) han sido la única salida para muchos. El Bàsquet Manresa se mantuvo en la ACB (2012) gracias a los 40.000 € recaudados. Más recientemente, el navegante barcelonés Dídac Costa, protagonista en anteriores números de Revista Elite Sport como único español de la durísima regata Vendée Globe 2016-2017, también ha recurrido a esta fórmula para la puesta a punto de su barco. Nada más y nada menos que 31.900 euros ha recaudado, cantidad repartida entre 284 contribuyentes a su aventura en solitario circunnavegando el globo. Sin duda, otro de los casos de éxito en nuestro país. Y, en otro deporte como el rugby, encontramos la historia de las chicas del INEF Lleida Rugby, que acaban de ascender a la Primera categoría catalana y precisan fondos para poder realizar sus desplazamientos en autobús. Necesitan 6.600 euros para evitar tener que desplazarse a sus partidos como visitante en sus propios vehículos.

#Ellassondeaquí, nueva iniciativa en el deporte femenino

El regatista Dídac Costa, único español en la Vendée Globe, ha recaudado 31.900 euros para su barco

El planteamiento de estas alternativas surge, una vez más, de la necesidad humana de evolución hacia el bien común. Y sí, parece que la sociedad anhela devolverle al deporte ese hálito natural de cohesión social. No obstante, la faena acaba de empezar a tejerse. Existe un sustancial sector anclado en una clara posición desventajada: el deporte femenino. Decíamos que la economía colectiva es solidaridad. Y esa solidaridad se materializa en iniciativas como #Ellassondeaquí, liderada por la empresa de manzanas LIVINDA. “Queremos promover una plataforma de apoyo al deporte femenino amateur y profesional”, cuentan sus portavoces a Revista Elite Sport.

Si bien, no es una acción meramente monetaria; encierra un gran significado moral “porque somos conscientes de las desventajas que conlleva ser mujer”, zanjan. #Ellassondeaquí trata de dar respaldo y visibilidad, además de valorar públicamente el esfuerzo de muchas niñas, jóvenes y ya experimentadas deportistas “desde la proximidad”. Y de ahí el nombre de la campaña: “Esto está pensado para ellas, las de casa, nuestras deportistas”.

#Ellassondeaquí nace con una meta: “Queremos promover una plataforma de apoyo al deporte femenino amateur y profesional”

#Ellassondeaquí se fundamenta en el crowdfunding, combinado con la aportación económica inicial de la propia LIVINDA. “Estamos convencidos de que la iniciativa tiene mucho recorrido”, explican desde la compañía. Confían en que pueda llegar a ser una plataforma atractiva para diferentes marcas que se identifiquen con el ánimo de la responsabilidad social; de la promoción por la igualdad de oportunidades; aquellas que compartan el deseo de un trabajo conjunto de compensación por la dilatada lucha de la mujer para la ruptura de barreras y estereotipos que le han cubierto de hándicaps a lo largo de la historia.

Esta fórmula mixta financiará diversos proyectos seleccionados por un comité de expertos, cuyas candidaturas habrán sido presentadas previamente a través de su sitio web www.ellassondeaqui.com. Las deportistas a título individual o cualquier equipo femenino que necesite financiación para lograr la optimización de su competitividad, profesionalizar su práctica deportiva y alcanzar sus metas, tendrán abierta la plataforma hasta septiembre de 2017. A lo largo del proceso, las redes sociales y los usuarios internautas abrigarán un papel primordial en la difusión tanto de los proyectos, como de la propia iniciativa. Ya sabéis, muchos likes y mucha interacción.

Momento del acto de presentación de #Ellassondeaquí. /MÓNICA CARRERA

Lydia Valentín: “Estas iniciativas son muy necesarias”

Desde que se presentó la acción, esta ha sido cariñosamente acogida por el público. Se han sumado a ella personalidades de la comunidad deportiva, empresarial y de los medios de comunicación. #Ellassondeaquí también cuenta con el inigualable amadrinamiento de deportistas de élite: la medallista olímpica Lydia Valentín, que ejerce de madrina, la también olímpica remera Anna Boada (diploma en Río 2016 junto a Aina Cid), o la presidenta de la Asociación por el Deporte Femenino, Laura Castro. “Estas iniciativas son muy necesarias. Hasta hace muy poco no he tenido ningún patrocinador y habría sido mucho más fácil”, explicaba Lydia en la presentación de la campaña.

El virtuoso pasaje de la evolución humana continúa su trayecto. De la mano, entre todos, erigimos los cimientos sobre los que asentar la esperanza. Desplegamos nuevos horizontes de asistencia colectiva; ajustados a nuestro tiempo, sí, bajo los patrones que rigen este mundo ahora tan materializado, mas se eterniza la esencia de nuestra naturaleza como seres sociales. Nuestros antepasados chimpancés quizá no formaban equipos de fútbol, ni tenían Juegos Olímpicos, ni tampoco llevaban a cabo transacciones de compra-venta con bayas como moneda. Pero cooperaban para sobrevivir. Y así seguimos. Apostando por una humanidad que funcione al unísono. Ya lo dijo Alejandro Dumas: “Todos para uno, y uno para todos”.

Revista Elite Sport para PC

Descarga la app en Google Play

Descarga la app en Apple Store