Público
Público

España-Italia: mucho más que el codazo de Tassotti a Luis Enrique

El de la final de hoy es el octavo encuentro entre ambos equipos, con sólo una victoria de La Roja en 1920

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La historia de los España-Italia es vieja, viejísima. Una historia de casi cien años. En concreto 92. El de hoy es el octavo enfrentamiento entre ambos. La Roja sólo ha ganado en partido oficial una vez en los 90 minutos -sin tener que recurrir a penaltis- a la azzurra. Sucedió la primera vez que se enfrentaron y no ha vuelto a ocurrir. Fue en agosto de 1920, cuando España batió 0-2 a Italia con dos goles de Félix Sesúmaga.

El siguiente choque entre dos de las mejores selecciones de Europa y del mundo sería 14 años después, en los cuartos de final del Mundial de Italia. Corría 1934 y ambos equipos empataron en el primer duelo (1-1). El desempate, jugado unos días después, lo ganaría la azzurra (1-0).

Para el siguiente duelo habría que esperar ya 46 años. Fue en la Eurocopa de Italia de 1980. Italianos y españoles -dirigidos por Kubala- se vieron en la primera fase del torneo y el partido acabó con empate a cero.

Ocho años después se volvían a ver las caras en la Eurocopa de Alemania Federal. La España dirigida por Miguel Muñoz volvía a perder con la azzurra, esta vez por 1-0 con un gol de Vialli.

 

En 1994 se produjo uno de los choques más recordados entre ambas selecciones. Fue en los cuartos de final del Mundial de Estados Unidos de 1994. España llegaba con un gran equipo pero, otra vez, y una vez más en la ronda maldita, La Roja caía eliminada. El partido sería recordado sobre todo por tres acciones. Primero el clamoroso fallo de Julio Salinas absolutamente solo delante de Pagliuca. Después el codazo de Tassotti a Luis Enrique que acabó con este sangrando por la nariz y desconsolado, como la viva imagen de la impotencia española y de una nueva eliminación. Una eliminación que se plasmaría con un gol del gran Roberto Baggio en los últimos minutos.

 

En 2008 España tendría su redención. Otra vez los cuartos de final. Otra vez Italia. Y los fatídicos penaltis. España se plantó en la maldita ronda como una de las favoritas -de nuevo- y se encontraba con la azzurra. El partido se acabó con empate a cero y se fueron a la tanda de penaltis. Ahí Cesc y Casillas se convertirían en héroes de La Roja al dar a España el pase a las semifinales. Posteriormente ganarían la Eurocopa y abrirían la puerta a una senda gloriosa que continuó con el Mundial de Suráfrica y que puede continuar hoy.

 

El último duelo entre ambos fue ya en esta Eurocopa. El primer partido del grupo finalizó con empate a uno, después de que los italianos abrieran el marcador con un gol de Di Natale. Más tarde Cesc empató el partido. Con aquel partido España comenzó el torneo. Y con el mismo lo cierra y puede ser a lo grande. El partido que le convierta en leyenda.