Público
Público

España, ante la trampa italiana

La Roja comienza la defensa de la Eurocopa ante una Italia sacudida por el escándalo de amaño de partidos. Torres apunta a titular en la delantera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El 22 de junio de 2008 marcó un antes y un después para el fútbol español. No fue el día de la victoria en la final contra Alemania, sino el partido que enterró para siempre los temores de jugadores y aficionados a los malditos cuartos de final y a las tandas de penaltis.

Italia ya no sería recordada nunca más por el codazo a Luis Enrique o el fallo de Salinas en 1994, sino por dos tremendas paradas de Casillas y un penalti transformado por Cesc, que acabaron con la historia de mala suerte de siempre y llevaron en volandas a La Roja a alzarse con la Eurocopa. 'Sin aquellos penaltis no seríamos campeones del Mundo', recordaba ayer Casillas.

Han pasado ya cuatro años desde entonces. Fue la victoria sobre Italia, justo en ese cruce y de aquella manera, la que lanzó a los jugadores que por entonces entrenaba Luis Aragonés a una senda gloriosa que empezó con ese triunfo en 2008 y dos años después en un Mundial por primera vez en su historia.

Cuatro años después, y con el cartel de mejor selección del mundo y de gran favorita, La Roja debuta en la Eurocopa de Polonia y Ucrania precisamente ante la temida 'azzurra' que clama 'vendetta' por esa eliminación.

Del Bosque cuenta con prácticamente el mismo bloque que se alzó con el título en 2008. Sin embargo, las bajas de Villa y Puyol este año otorgan galones obligatorios a otros jugadores llamados a liderar la selección, como Piqué, Ramos o el resurgido Fernando Torres.

El buen final de temporada del madrileño, con Champions incluida, ha despejado un poco las criticas y le ha lanzado en la carrera por ser el 'nueve' de la selección. El delantero del Chelsea parte con cierta ventaja sobre Negredo y Llorente, y será seguramente la referencia en ataque de España.

Torres estará acompañado por Xavi, Iniesta y Silva

El resto del equipo será el previsible, con Casillas en portería; Jordi Alba, Piqué, Ramos y Arbeloa en defensa; Xabi Alonso y Busquets en el doble pivote; y Xavi, Iniesta y Silva como triangula creativo-ofensivo.

'Llegamos bien, estamos listos para empezar la competición. No hemos notado nada si estamos a final de temporada tras el trajín de los jugadores. Llegamos en buen momento. Veremos luego en el campo lo que pasa', dijo ayer Del Bosque.

Enfrente estará un rival que llega en uno de sus peores momentos, sacudido por un nuevo escándalo de amaño de partidos que alcanza a figuras tan importantes como la del portero Buffon, y que ha dejado ya fuera al defensa del Zenit Criscito.

'El pesimismo viaja con nosotros, pero queremos darle la vuelta. Cuando Italia juega bien al fútbol, fuerte, podemos plantar cara a un equipo como España. Nuestro objetivo es ganar', dijo ayer el seleccionador italiano, Cesare Prandelli.

Sin embargo, Italia no es precisamente un rival de quien fiarse. En sus peores momentos, la 'azzurra' siempre se ha crecido, como ocurrió en los Mundiales de 1982 y 2006, cuando el país estaba envuelto en varios escándalos deportivos y ganaron sendos mundiales.

Y pese al recuerdo grato de 2008 hay un dato que, de momento, sigue pesando a lo largo de los años. Y es que España no ha superado a Italia en los 90 minutos reglamentarios en un partido oficial desde los Juegos de Amberes de 1920. Ya ha llovido.

Para esta tarde, Prandelli también cuenta con bajas, dudas y jugadores tocados. A la baja obligada de Criscito, se suma la del defensa Barzagli por lesión, al menos hasta el tercer partido de la fase de grupos. Balotelli y Pirlo también han tenido diversos problemas musculares en los últimos días, que, sin embargo, no les impedirán jugar en el 'once' italiano hoy.

Prandelli se plantea renunciar a su planteamiento inicial y plantar sobre el césped del estadio de Gdansk un equipobultradefensivo, con tres centrales y dos laterales para tratar de impedir cualquier entrada de los bajitos de España: Silva, Iniesta o Xavi.

Colocará en defensa a Maggio, Chiellini, Bonucci y Balzaretti y retrasará a De Rossi. El centro del campo será para Motta, Marchisio y el 'cerebro' Pirlo, mientras que en ataque formarán los siempre polémicos Balotelli y Cassano.

A España le espera, por tanto, el partido de siempre contra Italia: físico y psicológico. Noventa minutos intentando encontrar el resquicio y no dejar ni un saque de banda cerca del área que permita a los italianos media oportunidad. Hoy no habrá penaltis, pero sí la misma tensión.

España: Casillas; Arbeloa, Sergio Ramos, Piqué, Jordi Alba; Busquets, Xabi Alonso, Xavi, Iniesta, Silva; y Fernando Torres.

Italia: Buffon; Maggio, Chiellini, De Rossi, Bonucci, Balzaretti; Marchisio, Pirlo, Motta; Balloteli y Cassano.

Árbitro: Viktor Kassai (HUN).

Estadio: Arena Gdansk.