Público
Público

Eto'o desperdicia el pasillo

El Barça jugó descaradamente para que el Pichichi marcara. El camerunés anotó un gol, pero falló varios ante un gran Moyá, incluido un penalti en la prolongación. Guardiola alineó un once plagado

ENRIQUE MARÍN

No hubo forma. Por más que el Barça jugó descaradamente para él y que el Mallorca tardara más de una hora en enterarse que la Liga aún no ha terminado, Eto'o sólo pudo marcarle un gol a Moyá.

En cuanto el partido de El Madrigal llegó a su fin y se certificó la derrota del Madrid que daba el título al Barça , Guardiola se levantó del sofá y activó el plan B. Pep reclutó a jugadores del filial como Oier, Xavi Torres, Abraham, Fontàs, Thiago y Jeffren. Era el momento de empezar a pensar en al final de Roma.

Ya en Mallorca, Oier sustituyó bajo palos a Valdés, pues Pinto ni viajó a Palma a estar tocado. En defensa, Alves ocupó su puesto habitual, ya que el brasileño no podrá jugar la final de Roma al estar sancionado. El eje central fue para Cáceres, con mucho por demostrar, y Abidal, también baja ante el Manchester United. En la izquierda, Sylvinho jugó uno de sus últimos partidos como azulgrana. El centro del campo fue completamente nuevo, con dos suplentes habituales como Hleb y Gudjohnsen flanqueando al canterano Xavi Torres.

En punta, no quiso faltar a la cita Eto'o, en plena lucha por el Pichichi y la Bota de Oro. El camerunés tuvo de compañeros a Bojan y a Pedro. Pese a los numerosos cambios, el Barça empezó jugando con el mismo estilo de siempre. La mayoría de sus jugadores no conocen otro. El molde está hecho y sólo es cuestión de rellenarlo con más o menos talento. Los suplentes saben perfectamente cómo se juega en este equipo. De hecho forman parte de él. Los del filial no sólo lo conocen, sino que además coincidieron la temporada pasada con Pep.

Eto'o, en un gran pase de Bojan, abrió pronto el marcador e incrementó su cuenta de goles a 29.Con consigna o sin necesidad de ella, todo el equipo buscaba al 9. Pedro le quiso dar otro gol cuando podía haber intentado un tiro cruzado.

Alves le dio otro gol, pero Moyá le sacó el balón con la cara. Moyá sacó otro balón claro de gol a Etoo (van tres, otro a Hleb)

En vista de que el partido no tenía la mínima trascendencia, el envite se redujo a un duelo Etoo-Moyá. En sus ansias por ganar el Pichichi y la Bota de Oro, el camerunés se aplicó en encontrar el gol, aunque se precipitó en buscarlo. Por su parte, el meta del Mallorca pareció empeñado en que Eto'o no volviera a marcarle y le sacó hasta tres balones claros de gol, más otro

En vista de que Eto'o no lograba marcar pese a que su equipo jugaba para él, el Mallorca empezó a meterse en el partido. Oier no atajó un tiro lejano de Ayoze, pero reaccionó y le sacó a bocajarro el rechace a Arango. Lo que no pudo sacar fue un lanzamiento de falta del venezolano. Minutos después, y con el Barça definitivamente eclipsado por el Mallorca, Cléber Santana cabeceó un centro de Jurado.

Eto'o mandó un balón al palo y ya en tiempo de prolongación, Iturralde vio penalti en un leve empujón al camerunés. Eto'o, quién si no, se encargó de lanzarlo, pero mandó el balón al palo derecho de la portería de Moyá.

El Barça suma 104 goles, a tres de los 107 del Madrid de Toshack, quien asistió al partido en el Ono Estadi. El galés pronosticó que los azulgrana no le quitaría el récord. Si Guardiola reserva a los mejores y Eto'o no afina la puntería, no lo hará.


Mallorca (2): Moyá; Josemi, Martí, Ramis, Ayoze; Cléber Santana, Mario Suárez; A. Keita (Varela, m. 61), Jurado (Webó, m. 86), Arango; y Aduriz (Trejo, m. 90+1).

Barcelona(1): Oier; Alves, Cáceres, Abidal, Sylvinho; Hleb, Xavi Torres, Gudjohnsen (Thiago, m. 75); Pedro (Jeffren, m. 83) Bojan y Eto'o.

Goles: 0-1. M. 10. Etoo marca de cabeza a pase templado de Bojan. 1-1. M. 73. Arango, de falta directa, con la zurda y por encima de la barrera. 2-1. M. 78. Cléber Santana, de cabeza, desvía al segundo palo un centro desde la izquierda de Jurado.

Árbitro: Iturralde. Amarilla a Bojan, Xavi Torres.

Ono Estadi: espectadores. Mateo Alemany, presidente del Mallorca, entregó la insignia de oro y brillantes del club a Héctor Cúper.