Público
Público
Únete a nosotros

Final española en la Europa League

Atlético de Madrid y Athletic de Bilbao derrotan a Valencia y Sporting de Lisboa y se citan para la final de Bucarest

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Si en la Champions no pudo ser la final española, en la Europa League sí. Atlético de Madrid y Athletic de Bilbao jugarán la final de la Europa League después de haber eliminado a Valencia y Sporting de Lisboa, respectivamente.

El Atlético de Madrid logró el pase a la fina de la Liga Europa, tras vencer al Valencia en Mestalla (0-1) y por un computo global favorable de 5-2, después de un partido en el que los locales empezaron muy fuertes pero sin aprovechar sus ocasiones de gol y en el que los madrileños mandaron tras el tanto de Adrián.

Al margen del dominio del Valencia en los 45 minutos del partido de hoy, en el cómputo global el Atlético fue mejor que un Valencia apático y desbordado en la ida y que no supo aprovechar sus opciones en la vuelta.

El partido tuvo una intensidad tremenda desde el principio. El Valencia, sabedor de que tenía que protagonizar una gesta si quería estar en final, salió a darlo todo, si bien se encontró con un Atlético con las mismas revoluciones y con la serenidad que le aportaba el 4-2 de la ida.

En la segunda parte cambió el guión del encuentro, con el Atético más entonado y al que la entrada de Gabi le dio más consistencia a su cetro del campo, mientras que el Valencia perdió la velocidad y el empuje que le llevó a dominar los primeros 45 minutos.

Una pérdida de balón de Parejo, fue aprovechada por Diego, quien centró un balón para que Adrián controlase a la perfección con el pecho y cruzase el balón con un potente disparo a la escuadra lejos del alcance de Alves. Si la empresa ya era difícil para el Valencia, en ese momento se convirtió prácticamente en imposible. El gol dio temple al Atlético e inundó de dudas al Valencia, que poco tenía que ver con el de la primera parte y ahora veía como el partido estaba más cerca de un segundo gol visitante que del empate.

En la recta final del partido el Atlético se dedicó a controlar las tímidas embestidas de un rival entregado y que no supo aprovechar las opciones que tuvo de engancharse a la eliminatoria en el primer tiempo, ya que en la segunda parte el partido se desarrolló como quería el conjunto de Diego Simeone.

El pase del Athletic tuvo más de épica. Un gol de Fernando Llorente en el sprint final del partido, en el minuto 88, dio la segunda final europea al Athletic de Bilbao, tras ganar hoy 3-1 en San Mamés al Sporting de Portugal y por un ajustado 4-3 en el global de la eliminatoria.

Ese gol del ariete internacional español, indiscutiblemente el jugador del partido, decisivo en los tres goles de su equipo, decantó el choque a última hora, cuando ya se vislumbraba la prórroga, aunque ya con el Athletic mejor que su rival y más decidido en busca del gol definitivo.

Markel Susaeta abrió el marcador en el minuto 17, tras recibir un cesión con el pecho de Llorente. Van Wolfswinkel puso el 1-1 y llevó la desazón a San Mamés con un disparo en la frontal que se coló junto al palo izquierdo de la meta de Iraizoz en el 43.

Fue ese tanto de Van Wolfswinkel un fuerte mazazo que parecía cambiar mucho las cosas, pero el Athletic respondió pronto en una preciosa jugada con una acción determinante de Llorente en la frontal para habilitar por el centro a Ibai, que cruzó su remate ante Rui Patrício.

Tras el descanso, el choque parecía encaminado a la prórroga cuando Ibai demostró porque Bielsa le tiene confianza. Recibió en el área, amagó un disparo, recortó a su marcador y buscó a Llorente en el primer palo con un disparo fuerte que, a nada que tocase el ariete, se colaría en la portería.

Así fue, San Mamés entró en éxtasis y el Athletic estará en Bucarest el 9 de mayo para buscar lo que hace 35 años se le llevó la Juventus en una final en la que los rojiblancos merecieron más.