Estás leyendo: Hierro deja mal a Aragonés

Público
Público

Hierro deja mal a Aragonés

El jefe del seleccionador asegura que Casillas y Ramos tenían permiso para viajar a Arabia. Luis, molesto, contó hace una semana a sus jugadores que no sabía por qué los madridistas no estaban con todos.

 

PEPE GARCÍA-CARPINTERO

El conocimiento de Luis acerca del fútbol y sus códigos le llevó hace dos semanas a predecir en Público que en apenas 15 días los problemas comenzarían a asomar por la rendija del vestuario.

La premonición parecía sonar a desdén, en ciertos momentos, a sexagenaria vanagloria, debido a las generaciones de futbolistas que han
limado asperezas con Zapatones entre las cuatro paredes de una caseta.

Consumada la cuenta atrás, cumplidos los 15 días de la predicción. La puerta se abrió y por la rendija apareció Fernando Hierro para dejar más dudas acerca de la ausencia de Casillas y Ramos de la jornada de convivencia, lo que provocó un enfado monumental de Luis: "Quiero ser optimista y pensar que todos vamos en la misma dirección. Nosotros teníamos un comunicado del Real Madrid que por motivo de la celebración no podían ir y pasado ese acto, los jugadores están aquí concentrados".

La profecía se había cumplido. Primer día y el resquemor de la desunión ya planea en la residencia de Las Rozas. Las sospechas de Aragonés se hacían realidad. Luis no tuvo conocimiento de la ausencia de los madridistas hasta que llegó al hotel de Barajas. Allí, y ante la queja de un jugador, el seleccionador espetó: "¿Sabes tú dónde están? Yo tampoco.

El asunto tuvo ayer más recorrido y uno de los ausentes, Sergio Ramos, apoyó la tesis del director deportivo de la Federación: "Supe del enfado de Luis cuando llegué de Arabia Saudí. Nosotros hicimos lo que Mijatovic nos mandó. Fuimos al Ayuntamiento, a la Comunidad y al viaje. Se lo habíamos comunicado a la selección y nos llegaron noticias de que había acuerdo y no existía ningún problema".

¿Qué sería un día de trabajo en la selección sin Raúl de por medio? Hasta ahora no se sabe. Y es que por la mañana, la cosa ya pintaba de raulismo.

Los niños que ejercerán de escoltas a la selección cuando salte al césped en cada encuentro incluían entre sus peticiones a Raúl. ¿Qué sentirán cuando agarren del brazo a Villa, Cesc o Torres? Por si acaso, Torres entró en escena: "Entiendo que Raúl no es un jugador más. Ha sido un ejemplo para todos y es normal que todo el mundo hable sobre él. Sus declaraciones, además, han sido ejemplares y como él dice ahora hay que animar a los que van y volcarse con la selección. Si España consigue un éxito en la Eurocopa, también lo será de Raúl y de los que han estado antes". Luis, en Futbol Life, sentencia sobre la ausencia: "Había un barco al que subirse y el que se subió está aquí, los que no quisieron subirse al barco, aquí no están".