Público
Público

La Juventus se agarra a la Champions a la heroica

Los italianos logran igualar ante el Bayern de Múnich (2-2) un choque que perdían por dos tantos

Sturaro celebra el segundo gol contra el Bayern de Múnich. REUTERS/Stefano Rellandini

EUROPA PRESS

La Juventus de Turín ha obtenido un empate contra el Bayern de Múnich (2-2) con sabor a victoria, ya que los líderes de la Serie A sufrían una desventaja de dos tantos entrada la segunda parte ante uno de los favoritos a hacerse con el título europeo, en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones en un duelo que no defraudó.

Una de las eliminatorias de mayor nivel en octavos se dio cita en Turín, con el actual subcampeón de Europa y el todopoderoso Bayern de Pep Guardiola frente a frente. Las grandes expectativas generadas se plasmaron en el campo con un choque de estilos en el que las oportunidades se sucedieron.

La 'Vecchia Signora' optó por resguardarse atrás para salir con rapidez en busca del contragolpe, pero sucumbió ante el conjunto bávaro, que desde el primer instante se hizo dueño y señor del balón, con un control casi total de la posesión a pesar de presentarse en el Juventus Stadium con bajas sensibles en la parcela defensiva.

La eliminatoria deparó un inicio fulgurante con ocasiones encadenadas para los dos bandos en un escaso margen de tiempo. No obstante, las internadas locales se difuminaron con el paso de los minutos en favor del Bayern de Múnich, que saboreó el gol en la primera mitad, acosando la meta defendida por el veterano Gianluigi Buffon.

El tanto que abrió el marcador se hizo esperar pese a mascarse en varios tramos y Müller, que había tenido en sus botas el primero con anterioridad, fue el encargado de aventajar a los alemanes después de una gran combinación colectiva, pocos instantes antes de la entrada a vestuarios.

La superioridad muniquesa hizo difícil creer en la reacción juventina, más aún con el segundo tanto que transformó Arjen Robben a los pocos minutos de la segunda mitad, dejando la eliminatoria muy de cara. Pese a que la Juventus no se encontró cómoda durante gran parte del partido, Dybala aprovechó el primer fallo de los de Guardiola para meterse en el partido y crear el ambiente heroico que solo se da en las grandes citas.

El Bayern se vino abajo ante el pundonor juventino, que buscó la proeza mediante sustituciones que trataron de inquietar la renovada defensa germana. La pizarra de Massimiliano Allegri dio sus frutos y el gol del empate llegó con un despliegue ofensivo que no mostró hasta el momento.

Sturaro, entrado en la segunda parte, fue el autor del tanto que puso la igualada, a asistencia de otro de los recién entrados, el canterano madridista Álvaro Morata. Una situación que podría ser considerada de 'hazaña' mirando al rival que tenía la Juventus enfrente y el resultado tan cuesta arriba levantado.

La balanza pudo decantarse de cualquiera de las dos escuadras en los compases finales, inmersos en la locura con llegadas sin cesar. La clasificación para cuartos de final se decidirá en Alemania, ya que el equipo italiano logró mantenerse con vida, sobreponiéndose a la adversidad.

Por su parte, el líder de la Bundesliga desperdició un resultado con tintes de sentencia, lo que supone un frenazo en la continua progresión que venían demostrando en la competición liguera. Sin embargo, el Allianz Arena decidirá dentro de dos semanas, tras un resultado en la ida que a priori favorece a los germanos.

Ficha del partido:

2 - Juventus: Buffon; Lichtsteiner, Barzagli, Bonucci, Evra; Khedira (Sturaro, m. 69), Marchisio (Hernanes, m. 46), Cuadrado, Pogba, Mandzukic y Dybala (Morata, m. 75).

2 - Bayern de Múnich: Neuer; Lahm, Kimmich, Alaba, Bernat (Benatia, m. 74); Vidal, Alcantara, Muller, Robben, Costa (Ribery, m. 84); y Lewandowski.

Goles: 0-1, m.43: Muller. 0-2, m.55: Robben. 1-2, m.63: Dybala. 2-2, m.76: Sturaro.

Árbitro: Martin Atkinson (ING). Mostró cartulina amarilla a Douglas Costa (m. 20), Robert Lewandowski (m. 70), Álvaro Morata (m. 79) y Arturo Vidal (m. 89).

Incidencias: Partido de la ida de los octavos de final de Liga Campeones jugado en el Juventus Stadium, de Turín, ante cerca de 40.000 espectadores.