Público
Público

Mourinho: "Llegamos en el punto perfecto"

El técnico blanco, que rechaza irse en junio, ve a su plantilla merecedora de pasar a la final y desea suerte al Chelsea

JORGE YUSTA

Mourinho está confiado. Sin triunfalismos pero con la tranquilidad de saber qué tiene que hacer mañana su equipo para ganar al Bayern y pasar a la final de la Champions. No hay tiempo para recrearse en el histórico triunfo en el Camp Nou.  Tan solo concentrarse en remontar el 2-1 de la ida en Múnich.

Por eso, ha aprovechado la ocasión para evitar euforias con la Liga y restar importancia al paso dado tras ganar al Barça: "No supuso nada si no ganamos el campeonato, y si lo ganamos son tres puntos más de una maratón frenética que se está corriendo a ritmo de 1500 metros, donde hay que correr siempre rápido sumando de tres en tres".

El portugués prefiere no pensar en otras semifinales que ha disputado y centrarse en el partido de mañana porque los jugadores se merecen llegar a la final:  "Si miro a mi pasado debería no fijarme en mis otras semifinales porque perdí unas semifinales con un gol que no fue y otra en la tanda de penaltis. El año pasado la forma de la que perdimos ya lo sabe todo el mundo, por eso espero ganar este año y olvidar así los errores de otros años", rememoró.

Precisamente ante el Barça alcanzó su última final: "Era una semifinal quizás la última para un generación de jugadores del Inter y era el día de llegar a una final o no llegar nunca más, por eso fue una final demasiado emocionante para aquel grupo de jugadores y por eso significó tanto a ese grupo", indicó.

"Mi gente está en el punto ni demasiado hecho ni poco, ni demasiado emocionado ni tranquilo"Centrándose en el reto que mañana se les presenta ante el conjunto alemán, Mourinho destaca que todas las circunstancias que rodean al partido y la plantilla se encuentran en el punto que desea: "Mi gente está en el punto ni demasiado hecho ni poco, ni demasiado emocionado ni tranquilo. No me gusta sin emoción ni demasiado emocionado, y veo a la gente tranquila y equilibrada, que es como creo que tiene que estar para un partido como este".

Y ha vuelto a incidir en el trabajo realizado como garantía de éxito:  "Están tranquilos, no tenemos que demostrar nada, si no seguir trabajando. Como decía hace unos meses a final de temporada ya lloraremos todos o reiremos todos".

Mourinho no espera a un Bayern defensivo pero tan solo piensa en que su equipo maneje el partido para evitar sorpresas: "Vamos a poner nuestras ideas de juego, y mañana haremos lo que queremos hacer, lo intentaremos hacer, y trataremos de no dejar al Bayern hacer sus cosas, que es marcar un gol. No espero un partido de sentido único ya que el Real Madrid, con el potencial que tiene, algún gol hará seguro, por lo que le Bayern saldrá a marcar". "El Bayern sabe que si no marca goles, en principio está fuera. No espero un partido defensivo de los alemanes", explicó.

Además, indicó que no teme a ningún jugador en concreto. "Bayern significa un equipo muy bueno, con un entrenador muy bueno, y que tiene todo el derecho de estar soñando y de que pensar que van a estar en la final. Tienen la fuerza de un equipo, más allá que de un jugador en concreto", afirmó.

"Creo que seguiré. Y no hay ningún motivo para irme"Esa tranquilidad que desprendía el portugués la reflejó a la hora de hablar sobre su futuro al frente del Madrid: "Creo que seguiré. Y no hay ningún motivo para irme. Pero cuando llegue el último partido, hablaré con los jugadores y con los directivos y decidiré que es lo mejor para mí, para el club y para los jugadores", dijo respecto a su futuro.

Por último, Mourinho desveló sus preferencias para el partido de esta noche en el Camp Nou, en el que el Barcelona también tendrá que remontar un 1-0 ante el Chelsea y no ha ocultado que apoyará al equipo blue.

"No puedo esconder que prefiero que la suerte sea para el Chelsea""Tenemos suficiente con lo nuestro de mañana, pero sin ningún tipo de hipocresía es normal que hoy lo veamos todos, que el mundo del fútbol esté interesado en esta semifinal y que el Barcelona jugara contra Milán, Arsenal u otro equipo diría que me da igual, que gane el mejor o quien lo merezca, pero cuando se trata de Chelsea o Inter me toca de un modo diferente", aseguró.

"Por eso no puedo esconder que me gustaría que mis antiguos jugadores, que prácticamente siguen todos en la plantilla, que la suerte fuera para ellos", añadió.