Público
Público
Únete a nosotros

Muhammad Ali muere a los 74 años

El legendario campeón de boxeo en la categoría de peso pesado e icono en luchas sociales sufría de Parkinson y había sido ingresado esta semana por problemas respiratorios.

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 4

Muhammad Ali muere a los 74 años. /EFE

HOUSTON.- El legendario excampeón de peso pesado e icono de la sociedad estadounidense Muhammad Ali ha muerto a los 74 años por problemas respiratorios, según informa su familia a través de un comunicado ofrecido esta noche. Ali había sido hospitalizado en Phoenix esta semana por problemas respiratorios, aunque se había dicho que su condición era "satisfactoria".

El departamento de policía informó a la cadena de noticias ABC News que los servicios médicos de emergencia habían recibido una llamada desde la vivienda de Ali este martes y el departamento de bomberos confirmó que respondió también a una llamada de ayuda "para un varón de 74 años de edad, con problemas respiratorios".

Retirado del boxeo desde 1981, Ali había luchado contra la enfermedad de Parkinson desde hacía años. El legendario púgil también había sido hospitalizado en varias ocasiones en los últimos años. A principios de 2015 fue atendido por una infección urinaria severa, después de que inicialmente se le diagnosticara neumonía.

Ali se mostraba cada vez más débil en sus apariciones públicas. Su última aparición fue el pasado 9 de abril, en la cena de la noche anual de celebridades del boxeo que se celebró en Phoenix para recaudar fondos para el tratamiento de la enfermedad del Parkinson. Allí se le pudo ver muy debilitado, inclinado en la silla y llevando gafas de sol continuamente. Sus familiares aseguran que llevaba una vida tranquila junto a su cuarta esposa, Lonnie, con quien se casó en 1986.

El fallecimiento de Ali supone un mazazo no sólo en el mundo del boxeo sino también para toda la sociedad estadounidense, de la que era un mítico icono. Ali fue una de las personas más reconocidas en el mundo por sus acciones dentro y fuera del cuadrilátero. Su postura sobre el servicio militar y su conversión al Islam traspasó las líneas raciales y polarizó a todo Norteamérica. Sin embargo, más tarde se convirtió también el símbolo que unificó la gente con sus mensajes de libertad, la paz y de igualdad.

"Su contribución a este país y del mundo serán recordados por las generaciones venideras"

"Su contribución a este país y el mundo serán recordados por las generaciones venideras", aseguró Bob Arum, quien fue promotor de una buena parte de las peleas de Ali. "Él ha significado mucho para miles de personas en todo mundo, tuvo un efecto transformador en la sociedad norteamericana y un impacto enorme en el mundo debido a su espíritu, que será recordado como una de las personas icónicas de nuestra época".

Por su parte, el alero LeBron James, de los Cavaliers de Cleveland, que juega sus sextas finales consecutivas en la NBA, declaró que por lo que Ali era el más grande de todos los tiempos no era por lo que hizo en el cuadrilátero, que definió como "increíble", sino por lo que trascendió como "un líder maravilloso en favor de los más necesitados".

"Junto con Jim Brown y Oscar Robertson, Lew Alcindor, obviamente, que se convirtió en Kareem (Abdul-Jabbar), Bill Russell, Jackie Robinson... Todos ellos se levantaron en favor de las causas justas y de igualdad para todos", destacó James. "Él es parte de la razón por la cual los afroamericanos hoy podemos hacer lo que hacemos en el mundo del deporte. Somos libres".

Muhammad Ali derrotó a Sonny Liston para retener el título de peso pesado en mayo de 1965 y a partir de ese momento comenzó un carrera única e histórica.