Público
Público

Revolución médica en el Real Madrid

El conjunto blanco prescindió el viernes pasado del doctor Francisco Javier Morate, el fisioterapeuta Juan Muro y el preparador físico del primer equipo, Santiago Lozano. Jesús Olmo se queda como máximo responsable médico.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3

Foto de archivo de Cristiano Ronaldo posando con el equipo de fisios del Real Madrid. Juan Muro es el primero por la derecha. /TWITTER

MADRID.- La revolución que está experimentando el Real Madrid no sólo afecta a la
parcela técnica y deportiva, también al apartado médico del primer equipo blanco. Una revolución, además, que se ha consumado en los últimos días, y todo indica que en respuesta al informe solicitado desde el propio club para explicar el bajón en la forma física y el rendimiento del primer equipo, además de la plaga de lesiones sufridas en esta reciente temporada 2014-2015.

Informe solicitado con la clara intención de solucionar las carencias observadas tanto en el apartado físico como también en lo relativo a las recuperaciones de las lesiones. Desde que finalizó la temporada, y especialmente tras la eliminación en la Liga de Campeones, la dirección general del club tenía claro que había que modificar las grandes estructuras del club. Cambio que se está llevando desde entonces. Primero supuso la llegada de Rafael Benítez y todo su equipo de trabajo sustituyendo a Carlo Ancelotti y sus colaboradores. De hecho una de las muchas de las miradas por el bajo rendimiento físico estaban puestas el hasta hace pocas fechas preparador físico del primer equipo y colaborador de Ancelotti, Giovanni Mauri.

Y la segunda medida afecta de lleno a todo el apartado médico y físico de la primera plantilla. El Real Madrid prescindió a finales de la semana pasada de tres personas con una amplia trayectoria dentro del conjunto blanco. Se trata del médico Francisco Javier Morate; del fisioterapeuta Juan Muro y el preparador físico, Santiago Lozano. Como decimos, esta decisión significa todo una auténtica "revolución" en el departamento médico. Primero porque ni los propios afectados, todos ellos se encontraban actualmente en su período vacacional a la espera de incorporarse a la pretemporada madridista, se lo esperaban. Y segundo porque no son tres trabajadores cualquiera, se trata de empleados que llevaban muchos años ligados a la disciplina blanca.

Largas trayectorias en el club

Si miramos el currículum de los tres, observamos como todos ellos sumaban más de una década en el Real Madrid, en algunos casos incluso más de veinte. Esto sucede con Juan Muro, fisioterapeuta que lleva trabajando para el conjunto blanco desde agosto de 1992 y desde 1996 de forma ininterrumpida con el primer equipo. Muro llegó al club de la mano de Pedro Chueca y por sus manos han pasado todas las estrellas del conjunto blanco como Raúl, Zidane, Figo, Ronaldo, Roberto Carlos, Mijatovic, Xabi Alonso o Cristiano Ronaldo. Precisamente se va a cumplir ahora un año de la salida también del club del propio Pedro Chueca, otra de las personas emblemáticas dentro de la enfermería del primer equipo.

Extraordinariamente longeva es también la carrera de Francisco Javier Morate como médico en el conjunto blanco. Eran más de 14 años los que sumaba dentro de cuadro médico del primer equipo desde que llegara al club en julio del 2001. Otra persona ligada claramente al trabajo diario del equipo.

Sólo un año después entró Santiago Lozano, el tercero de los damnificados, en el Real Madrid. Concretamente en agosto del 2002. Los primeros tres años estuvo en las categorías inferiores antes de dar el salto al primer equipo en el año 2005. Son diez años los que llevaba dedicándose a la puesta a punto de los jugadores en la Ciudad Deportiva de Valdebebas. Son varios los jugadores de la primera plantilla los que se han puesto en contacto directo con los tres protagonistas para preguntarles cómo se encuentran y trasmitirles todo su apoyo. Veremos cómo afecta dentro del vestuario estas nuevas decisiones. Conviene recordar que la salida de Pedro Chueca cayó como una bomba de relojería, dado el cariño y la confianza que muchos jugadores tenían depositadas en él.

Sanitas pierde también el control del primer equipo

Estas tres inesperadas y sorprendentes salidas se sitúan dentro de la remodelación total en el apartado médico madridista que seguirá coordinando Jesús Olmo. De hecho hay quien considera que estos tres despidos son por lo mismo que se produjo el anteriormente citado de Chueca. Se trata de personal que podría decirse que no son de la cuerda del actual responsable médico del club.

Paralelamente a esta salida se están llevando a cabo las correspondientes incorporaciones dentro dicha parcela, todas ellas deben atender a las exigencias marcadas por la directiva blanca para evitar que vuelva a repetirse lo sucedido esta temporada. Ninguna de dichas incorporaciones vienen de la mano de Sanitas, hasta ahora responsable de gestionar los servicios médicos del Real Madrid desde el año 2008. Esto se debe a que desde ahora la compañía médica dejará de llevar el control del primer equipo, quedando exclusivamente bajo la gestión de este nuevo cuadro médico.

Sin duda asistimos a un momento de cambio absoluto y total dentro de las distintas estructuras del Real Madrid. Ahora habrá que esperar para saber las consecuencias de estas decisiones. Si acaban favoreciendo y solventado los problemas que hasta ahora se han venido produciendo.

Karim Benzema podría estar en venta

Pero también el apartado deportivo no es ajeno a estos cambios radicales y absolutos que está experimentado el club madridista. Dejando al margen toda el affaire Iker Casillas, otro jugador que podría abandonar la disciplina del Real Madrid es el francés Karim Benzema. Sin duda la llegada de Rafa Benítez y su idea de situar a Cristiano Ronaldo como "nueve" dentro de su esquema táctico afecta de lleno al papel que hasta ahora venía teniendo el delantero francés.

Es por eso que en el club estarían dispuestos a escuchar las ofertas que lleguen por el jugador, aún sabiendo que se trata de unos de los jugadores más queridos por el presidente blanco. Florentino Pérez siempre ha mostrado una predilección total por el internacional galo desde su fichaje en julio del 2009. De hecho no hace ni un año que el Real Madrid hizo oficial su renovación de contrato, ampliándose cuatro años más el contrato que finalizada este verano del 2015 y que ahora tiene como fecha de caducidad el 30 de junio del 2019.