Público
Público

Ruud decide operarse

Desestimó el tratamiento de los médicos del club, estará un mes y medio de baja y llegará a la Eurocopa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Madrid se queda sin gol. Van Nistelrooy fue sometido ayer a una artroscopia en una clínica holandesa para tratar la sinovitis que sufría en el tobillo derecho, y estará un mes y medio de baja.

El jugador sintió en los últimos días que sus molestias no remitían y, tras desatender los consejos médicos del club, que le recomendaban otro tipo de tratamiento más conservador, decidió por su cuenta operarse con el doctor Van Dijk, galeno de la selección holandesa.

El delantero sufría dolores al golpear el balón e, incluso, al correr, y optó por una intervención quirúrgica. Para Van Nistelrooy, es primordial disputar en plenas condiciones la Eurocopa de junio, seguramente la última de su carrera, y cree que esta fórmula le asegura llegar en plenas facultades a la cita de Austria y Suiza.

Los médicos querían otro plan

Los galenos del club, contrarios a esta decisión, preferían que el jugador continuase un plan especial basado en baños de agua fría y caliente, masajes y distintos ejercicios de rehabilitación que sorteaban el quirófano.

Sin embargo, los doctores del Madrid no le aseguraron al holandés que con este tratamiento le desaparecerían completamente los dolores, por lo que éste decidió operarse. Van Nistelrooy, tras escuchar a todas las partes, confió más en el consejo del doctor Van Dijk, que le recomendó intervenirse, y voló el martes hacia Holanda. El delantero comunicó su irrevocable decisión a Schuster y cogió un vuelo a última hora de la tarde.

De ahí la confusión vivida ayer por la mañana en el seno del club. Nadie era capaz de precisar cuándo se marchó el futbolista, quién le acompañó en su viaje a Holanda, a qué hora se operaba o cuánto tiempo necesitaría para recuperarse. Como prueba del desconcierto, un empleado madridista aseguró que Van Nistelrooy había volado 'en compañía del doctor Aparicio', cuando dicho galeno estaba ayer mismo en Valdebebas. La repentina marcha del futbolista cogió por sorpresa a muchos operarios y la disparidad de criterios durante las primeras horas del día fue una constante, pese a la versión oficial. 'Teníamos conocimiento del viaje desde que se fue. Tanto el club como el presidente y el entrenador', manifestó un portavoz del Real Madrid.

El vestuario, sorprendido

Los que no estaban al corriente sobre el paradero de Van Nistelrooy eran sus compañeros. Nada más concluir el entrenamiento de ayer, muchos jugadores se mostraban sorprendidos por la noticia. '¿Se opera? No lo sabíamos', confesaron Soldado, Drenthe, Sneijder y Torres, entre otros.

El goleador no reaparecerá, como muy pronto, hasta las tres o cuatro últimas jornadas de Liga. El Madrid no tendrá la misma pólvora en ataque sin él y eso lo saben sus compañeros. 'Echaremos de menos a la máquina Van Nistelrooy', indicó apenado su compatriota Drenthe. Barcelona, Zaragoza y Levante son los tres últimas citas.