Público
Público

Segundo año sin Copa para Unicaja

Una canasta de Llull borra de la cita a Fuenlabrada y mete a Gran Canaria

ALBERTO CABELLO

No fue la primera mañana de la temporada de emociones fuertes en la Liga ACB, pero sí decisivas. Es el examen de la primera vuelta el que decide que ocho equipos se disputarán la Copa del Rey el próximo mes en Madrid. Gran Canaria, Joventut y Bilbao Basket consiguieron las tres plazas aún en juego en la última jornada de la primera vuelta. Aunque ya clasificado, una de las grandes noticias de este primer corte del curso es la cuarta plaza del Valladolid. El conjunto de Porfirio Fisac acaba la primera vuelta por delante de equipos con mucho más presupuesto y será cabeza serie en la disputa del primer título de la temporada.

El momento culminante de la jornada llegó con una canasta en el último segundo de Sergio Llull en el partido entre el Real Madrid y el Fuenlabrada. La jugada sirvió para dar el triunfo a los blancos, borrar de la Copa a los del sur de Madrid e incluir al Gran Canaria. "El equipo se merecía mucho más. No vendría mal a veces que los pequeños obtuviéramos recompensas", afirmaba triste el técnico de los fuenlabreños Salva Maldonado.

Los canarios tenían una papeleta complicada para alcanzar un puesto entre los ocho elegidos: ganar en Málaga ante un Unicaja que también se jugaba sus opciones. La contundente victoria (50-67) tuvo el regalo de la clasificación con la postrera canasta de Sergio Llull.

Unicaja, por su parte, queda fuera de la Copa del Rey por segundo año consecutivo. El puesto de Aíto García Reneses al frente del equipo pende de un hilo. La bronca en el Martín Carpena estalló cuando el entrenador malagueño pidió un tiempo muerto a falta de tres segundos y con una diferencia en contra de 19 puntos. "En situaciones similares a esta he podido resolverlas todas, todas, todas", recalcó Aíto deletreando la última palabra de su declaración.

Lo cierto es que los rumores ya apuntaban a la posibilidad de un cambio en el banquillo antes de esta dolorosa derrota.