Público
Público

El TAS condena a Alberto Contador a dos años de sanción

El tribunal determina que el clembuterol se detectó por "consumo de suplemento alimenticio contaminado". Contador queda desposeido del Tour 2010 y el Giro 2011. No podrá correr hasta el 6 de agosto, por lo que se pierde la ro

JORGE YUSTA

El Tribunal de Arbitraje Deportivo ha decidido sancionar a Alberto Contador con dos años de suspensión, la máxima prevista por dopaje, por el positivo por clembuterol detectado en el Tour de Francia de 2010.

Según el propio comunicado, el TAS asegura que los escenarios de una carne contaminada y una autotransfusión -como defendían la UCI y la AMA- son explicaciones posibles a los hallazgos analíticos adversos pero indica que la presencia de clembuterol fue probablemente causada por la "ingesta de un suplemento alimenticio contaminado". Sin embargo, no aporta ninguna prueba detallada y concluyente para determinar cómo se detectó la sustancia en el cuerpo de Contador.

El ciclista siempre ha defendido que aquellos 50 picogramos de clembuterol que le fueron detectados el 21 de julio de 2010, en la última jornada de descanso del Tour de Francia, fueron a consecuencia de ingerir carne contaminada que había sido adquirida en España por el cocinero de Astaná, el equipo con el que competía entonces.

La sanción provoca que el ciclista español sea desposeído del título de campeón de esa edición de la ronda gala. Por tanto, Andy Schleck, que quedó segundo, se alzaría como ganador. La suspensión tiene efecto retroactivo con fecha del 25 de enero de 2011, a lo que hay que restar el periodo de suspensión provisional de cinco meses y 19 días que cumplió entre 2010 y 2011.

Por tanto, el corredor de Pinto no podrá volver a correr en competición oficial hasta el 6 de agosto.  Eso le impedirá poder disputar el Giro de Italia, el Tour de Francia ni los Juegos Olímpicos de Londres. Sí llegará a tiempo para formar parte del pelotón que corra la Vuelta a España.

Contador tiene la posibilidad de recurrir ante los tribunales ordinarios suizos y para ello tiene un plazo de 30 días, pero el TAS representa la última instancia deportiva.

Además de ser desprovisto de su título de ganador del Tour de Francia 2010, también se le retirarán el resto de galardones que haya conseguido en las competiciones posteriores al 25 de enero del 2011. Entre ellos se encuentra el Giro a Italia, la Volta a Catalunya y la Vuelta a Castilla y León.

El TAS tiene previsto pronunciarse en una fecha aún por determinar, en un procedimiento paralelo, sobre la demanda interpuesta por la Unión Ciclista Internacional (UCI) de imponer una multa a Alberto Contador de al menos 2.485.000 euros.

La propia UCI, pese a que la sentencia coincide con sus deseos, asegura en un comunicado que "el sentimiento que la decisión del TAS ha originado en la UCI no es de satisfacción. Antes bien, ésta ha acogido la noticia como el desenlace de un largo proceso que ha sido muy doloroso para el ciclismo".

El presidente de la UCI, Pat McQuaid, también ha declarado que "es un día triste para nuestro deporte. Algunos podrían pensar que hemos ganado, pero esa no es la verdad, en absoluto. Cuando se habla de dopaje nunca hay un ganador. Cada caso, con independencia de sus características, siempre es un caso inaceptable".

Alberto Contador saluda a Schleck en el podio de Paris en el Tour de Francia 2010. REUTERS

Con esta decisión, se pone punto y final a un calvario para el mejor ciclista español del momento que ha durado más de año y medio.  El comienzo fue aquel positivo del 21 de julio de 2010, en el Tour en el que finalmente se impuso. A finales de septiembre la UCI confirma el positivo por 50 picogramos de clembuterol, una sustancia de las llamadas cualitativas, es decir que su simple aparición ya determina un positivo. En ese mismo instante, Contador es suspendido provisionalmente y éste se defiende asegurando que el positivo se debe a un solomillo contaminado.

Los abogados del ciclista presentan los documentos requeridos a la Federación Española de Ciclismo y la UCI recuerda que es ésta la que tiene que tomar una decisión definitiva.

Finalmente, y pese a proponer un año de sanción para Contador, la RFEF archiva el caso y le absuelve el 15 de febrero de 2011. Sin embargo, la Unión Ciclista Internacional no queda conforme con la decisión y recurre al TAS el 24 de marzo de ese año. Recurso al que también se une la Agencia Mundial Antidopaje.

Entre alegaciones y tribunales, Contador sigue con su carrera profesional  y conquista el Giro de Italia. Mientra, el TAS va aplazando la audiencia en la que tendrá que comparecer el ciclista para demostrar su inocencia. Entre tanto, llega la fecha de inicio del Tour y Contador toma la salida. Finalmente, Cadel Evans se lleva la victoria final y el español termina quinto.

Del 21 al 24 de noviembre del 2011 se celebra la vista en Lausana ante los tres jueces del tribunal, el israelí Efraim Barak (presidente), Quentin Byrne-Sutton (Suiza) y Ulrich Haas (Alemania).  El órgano fue retrasando su decisión y recibiendo continuas presiones por parte de la UCI, que cuestionó la independencia del presidente, el israelí Barak, debido a un 'stage' que hizo el Saxo Bank en Israel. Finalmente, ha decidido imponer a Contador la máxima sanción posible siguiendo el dictamen de la UCI y la AMA.