Público
Público

Fin a la travesía blanca

El Real Madrid se proclama campeón de la Liga ACB tras seis años sin hacerlo y por primera vez ante su afición en dos décadas. Vencen en el último partido de la final a un Barça muy lastrado por las lesiones que

EDUARDO ORTEGA

La final de las finales acabó cayendo del lado del que más se lo mereció. El desenlace de la bautizada serie por Xavi Pascual se lo llevó un Madrid pletórico de principio a fin, que hizo valer el factor cancha para volver a ganar una Liga seis años después.

El Barça, en realidad, hizo todo lo que pudo y más. Exigido hasta el límite por una temporada en la que llegó a todo, la temporada pudo con ellos. Una plaga de lesiones que acabó con Mickeal o Jawai, y con el último mohicano. Navarro, el que quedaba para aguantar el tirón, se rompió en el cuarto choque y hoy, aunque de cuerpo estuvo -apenas 8 minutos-, no lo hizo de espíritu, con cero puntos. La Bomba es mucha Bomba, pero hasta él tiene un límite.  

Las estadísticas de los azulgranas sin él fueron realmente pavorosas. Rozaron la veintena de balones perdidos y sólo un 20% de acierto en triples (2/10), únicamente superado por el pésimo dato del Madrid: 2 de 13 para un 15% en tiros de tres. Ninguno de los dos, en realidad, hizo un partido soberbio, pero fueron los blancos los que más se aproximaron.

Entraron los merengues como lo hizo el Barça en el cuarto partido. Como un resorte, endosaron un parcial de 10-0 a los de Xavi Pascual, que no anotaron en más de cuatro minutos. Volvieron los blancos a hacer su juego, de rápidas transiciones y altas revoluciones, aunque con escaso acierto exterior. Volvió Rudy e incluso Carroll -que hoy desplazó a Suárez- por momentos. Ingles cortaba la sangría con un triple y Tomic -recuperado para la causa en el último choque del Palau- sostenía a los azulgranas. Los blancos ajusticiaban al Barça con el rebote ofensivo y volvían a la máxima diferencia (20-10, minuto 8), pero los culés, como en toda la serie, cuando parecían más despegados metieron un 0-8 de parcial para acabar a sólo dos puntos al final del primer cuarto (20-18).

El Barça culminó su remontada en el segundo cuarto, cuando se puso por delante por primera vez en el choque (31-32, minuto 16) gracias a un genial Ingles. Una ventaja que ya no volverían ni a atisbar. Los de Xavi Pascual se lo jugaron todo a dos cartas, insuficientes ante el tremendo fondo de armario del Madrid. Si el Barça se mantuvo en el partido fue por el australiano (25 puntos) y Jasikevicius (23), que se negaron a dar la final por perdida antes de tiempo.

El Madrid amarró la Liga en los penúltimos diez minutos con diferencias que llegaron hasta los 17 puntos

Triturando al Barça en el rebote, el Madrid recuperó el dominio y cerró el cuarto como había comenzado el primero: con un 10-0 de parcial. Los blancos amarraron la Liga en los penúltimos diez minutos. Golpearon una y otra vez en el mentón culé al inicio hasta dejarlo en shock y con máximas diferencias que llegaron hasta los 17 puntos. Felipe Reyes -MVP de la final- y un sorprendente Darden aparecían cuando le asaltaban las dudas a los merengues. Y sobre todo un completísimo Rudy, que volvió por fin tras su colapso para ser el máximo anotador del Madrid. En un partido con todos los tópicos que han protagonizado la serie, hasta el mallorquín acabó con su terrible racha de triples. Metió al vigésimo intento.

Negaron, no obstante, Ingles y Saras la victoria al Madrid por la vía rápida. Se le podrá achacar cualquier cosa, pero no que el Barça pareció en todo momento de la final inmortal. Pese a todas las circunstancias, llegó con vida hasta el último cuarto, hasta los últimos 25 segundos, con apenas dos jugadores. No fue hasta entonces que el Madrid mató el partido y se supo campeón de Liga tras seis largos años de travesía y dos décadas sin hacerlo en su cancha. Sabonis reinó entonces en el Palacio de los Deportes ante el Joventut igual que hoy lo hicieron Rudy, Felipe y compañía.

79 - Real Madrid (20+21+14+24): Rudy (15), Carroll (9), Mirotic (6), Llull (4) y Begic (4) -quinteto inicial-, Rodríguez (5), Slaughter (5), Darden (13), Draper (4) y Reyes (14).

71 - Barcelona Regal (18+14+16+23): Marcelinho (2), Navarro, Oleson (4), Lorbek (3) y Tomic (9) -quinteto inicial-, Sada, Mavrokefalidis (3), Wallace, Ingles (25), Rabaseda, Todorovic (2) y Jasikevicius (23).

Árbitros: Juan Carlos Arteaga, Antonio Conde y Benjamín Jiménez. Sin eliminados.

Incidencias: Encuentro correspondiente al quinto y definitivo partido de la eliminatoria final por el título disputado en el Palacio de Deportes de Madrid ante 12.832 espectadores. Lleno. Se guardo un minuto de silencio por Manel Comas, fallecido el pasado lunes.