Público
Público

Welbeck insufla oxígeno a Inglaterra

Un gol de tacón del delantero otorga la victoria ante Suecia (2-3), que llegó a ponerse 2-1 por delante. Los nórdicos dicen adiós a la Eurocopa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A falta de Wayne Rooney, su suplente tanto en el Manchester United como en la selección inglesa, Danny Welbeck, se ha convertido en el héroe de Inglaterra en el partido de locura que ha disputado contra Suecia en el Olímpico de Kiev.  

Un tanto de tacón del ariete ha servido para que los de Roy Hogdson sumen tres puntos vitales para seguir vivos en la Eurocopa ante una Suecia, que después de rozar con la punta de los dedos la victoria, se ve obligada a hacer las maletas.

Ambos seleccionadores variaron sus onces de manera puntual. Hogdson dio entraba al discutido Andy Carroll en lugar de Oxlade-Chamberlain mientras que Hamrén también cambió a su delantera. Entró Elmander por Rosenberg, que no se entendió con Ibrahimovic en el primer partido.

Ambos se jugaba demasiado tras los resultados de la primera jornada, sobre todo Suecia, que había perdido ante Ucrania. Sobre todo la victoria de Francia ante la anfitriona metía más presión. Los nórdicos, por eso, intentaron llevar el control del juego desde el inicio. Inglaterra se sentía cómoda esperando para montar contragolpes. 

Pero los 'pross' golpearon primero. Gerrard puso un balón milimétrico a la cabeza de Carroll, que saltó poderosamente por encima de los centrales para colocar un testarazo a las redes de Isaksson. Todo se ponía de cara para los ingleses. En Suecia comenzaban los nervios, que se reflejaban en subidas de tono entre los jugadores. 

Inglaterra buscó cerrar el partido y Milner, que ya había tenido la primera ocasión del partido, se coló por la banda izquierda a la media hora para colocar un pase peligroso a Johnson que pudo acabar en el 0-2. A Suecia lo que mejor le podía venir era el descanso. Intentaban acercarse a la portería de Hart pero sin orden ni concierto. Ibrahimovic  se alejaba de la zona donde crea más peligro y los centrales ingleses lo agradecían.

Pero tras el descanso todo cambió. Nada más arrancar la segunda parte, Mellberg puso el empate en una jugada que evidenció la inoperancia de la defensa inglesa. Ibrahimovic botó una falta y el balón le llegó a Mellberg, que marcó ante la impotencia de Hart y Johnson. 

Mellberg se convertiría en héroe momentáneo de Suecia. Ya que a los pocos minutos marcaría el segundo. Otra falta puesta por Ibra la remata de cabeza a gol.  Hogdson movió el banquillo y metió a Walcott por Milner. Y el del Arsenal se lo agradeció marcando nada más pisar el césped. Empate de Inglaterra. El partido se había roto del todo. Se convirtió en un choque de ida y vuelta. Nadie quiso hacerse con el control del mismo. 

Suecia, tras verse con los tres puntos, se volvió a hundir. Y la puntilla la puso Welbeck. El del Manchester aprovechó una carrera explosiva de Walcott dentro del área para girarse y, de tacón, superar a Isaksson. Los nórdicos ya no pudieron reponerse. Inglaterra se queda segunda de grupo, con cuatro puntos, por detrás de Francia. Ibrahimovic y compañía hace las maletas antes de lo que hubieran querido.