Público
Público

Ziganda y Adriano, sancionados con un partido por la tangana en el Sevilla-Osasuna

Competición ha dejado sin efectos disciplinarios la segunda amarilla a Javi García, que supuso el penalti que dio la victoria a los sevillistas

AGENCIAS

El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), reunido hoy en Madrid, ha decidido sancionar con un partido al entrenador del Osasuna José Angel Ziganda por su agresión al delegado del Sevilla a la conclusión del encuentro del pasado sábado en el estadio Sánchez Pizjuán.

Ziganda, que también fue amonestado en el minuto 53 por realizar observaciones al colegiado del encuentro, Iturralde González, se disculpó a la conclusión del encuentro por su acción, lo que se considera atenuante, y de este modo evita una sanción que podía haber sido mayor.

Además, Competición decidió dejar sin efectos disciplinarios la segunda amonestación arbitral mostrada a tres minutos del final al centrocampista Javi García, que el colegiado le mostró por jugar supuestamente con la mano, cortando la posibilidad de ser jugado por un adversario. De este modo, Javi García se queda sólo con la amarilla que le mostraron en el minuto 19 por derribar a un contrario y podrá jugar la próxima jornada.

Por otra parte, el Comité acordó suspender con un partido de sanción a Dady y otro a Josetxo. El primero, por acumulación de tarjetas. Y el segundo, por doble amonestación arbitral y consiguiente expulsión durante el partido del pasado sábado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán de Sevilla.

Por último, el Comité suspendió igualmente con un partido al jugador del Sevilla Adriano, que lanzó el contenido de una botella de agua sobre un jugador del Osasuna a la conclusión del encuentro cuando la tangana era ya una realidad sobre el césped del estadio Sánchez Pizjuán.