Público
Público

ACS eleva su beneficio un 1,1% en 2015 por sus filiales en el exterior

La empresa de Florentino Pérez prevé consolidar su filial alemana y nombrar este año consejero delegado del grupo a Marcelino Fernández

Junta de Accionistas de ACS. E.P.

AGENCIAS

MADRID.- ACS volvió a apoyarse en sus negocios en el extranjero, que suponen más del 80% de sus ventas, para elevar su beneficio neto en 2015 en un 1,1% hasta 725 millones de euros, por el efecto de la reestructuración realizada en varias divisiones del grupo, como es la venta del negocio de renovables a su filial cotizada Saeta y la reestructuración de la constructora alemana Hochtief. 

El resultado bruto de explotación (ebitda), sin embargo bajó un 5,6% a 2.409 millones de euros por la venta de activos de energías renovables. En caso de descontar el impacto de la venta de los activos de energía verde, esta partida crece un 3,6%.

Las ventas del grupo aumentaron el año pasado un 0,1% a 34.925 millones, que aumentó su diversificación geográfica ante la fuerte crisis que atravesó España a partir de 2008, reduciendo el peso de los ingresos en su país de origen al 16,8%.

El grupo de Florentiono Pérez redujo un 30% la deuda neta que se situó a finales de diciembre en 2.624 millones

Norteamérica constituye el primer mercado del grupo, dado que genera casi el 40% de la facturación total de la compañía, por delante de la zona de Asia-Pacífico, donde gracias a su filial Cimic genera otro 28%. Por áreas de negocio, la tradicional actividad constructora se mantiene como primera fuente de ingresos, dado que facturó 25.319 millones. Por su parte, el negocio de servicios medioambientales es el que más creció el pasado año, un 34,2%, hasta 3.139 millones. El área industrial, de su lado, contrajo un 3,7% sus ingresos, que se situaron en 6.501 millones, por la referida venta del negocio de renovables.

La deuda neta se situó a finales de diciembre en 2.624 millones de euros, un descenso del 30% sobre el año anterior. La compañía atribuye esta disminución, además de a la venta de activos, al aumento de la generación de caja y a la "moderación" de sus inversiones, que en 2015 se situaron en 261 millones, la mitad que un año antes.

El consejero delegado de Hochtief, la filial alemana de ACS, Marcelino Fernández Verdes, anuncia los resultados de la compañía en Düsseldorf. EFE/Roland Weihrauch

ACS prevé cerrar en este ejercicio 2016 la transformación y consolidación que lleva a cabo en su filial alemana Hochtief, lo que a su vez supondrá materializar el nombramiento de Marcelino Fernández Verdes como nuevo consejero delegado en el grupo. "El ejercicio 2016 será un año importante, acabaremos antes de que finalice el año el proyecto de consolidación que llevamos desde 2012", según indicó el presidente de la compañía, Florentino Pérez.

El presidente avanzó asimismo que la conclusión de este proceso supondrá el nombramiento de Fernández Verdes como "consejero delegado del nuevo ACS como grupo consolidado". Fernández Verdes, en la actualidad primer ejecutivo de Hochtief y Cimic, compartirá así funciones ejecutivas con Florentino Pérez cuando regrese a Madrid como consejero delegado de toda la compañía.

En el plano operativo, ACS mantiene el objetivo de lograr la cota de los 1.000 millones de euros de beneficio este año, tras cerrar 2015 con una ganancia de 725 millones de euros, lo que supondría lograr un incremento del 38%. En paralelo, el grupo continuará con su estrategia de reducción de deuda y abaratamiento de costes financieros, tras el recorte del 29,5% (de casi 1.100 millones) ya registrado en 2015.

Más noticias de Economía