Público
Público

Air Berlin Air Berlin se declara insolvente

La segunda mayor aerolínea alemana recibirá un crédito con garantía federal de 150 millones para mantenerse operativa mientras negocia la venta de parte de su negocio a Lufthansa.

Publicidad
Media: 2
Votos: 2

Aviones de Air Berlin en el aeropuerto de Tegel, en Alemania. Reuters

La compañía aérea alemana Air Berlin se ha declarado insolvente este martes ante los tribunales alemanes y ha recibido un crédito de 150 millones del Gobierno para mantener sus operaciones, mientras negocia con su competidora Lufthansa la venta de partes de su negocio.

La segunda mayor aerolínea alemana recibirá un crédito de 150 millones de euros del Gobierno Federal para garantizar el mantenimiento de sus operaciones tras la declaración de insolvencia de la compañía.

"En orden de seguir con su reestructuración, Air Berlin ha presentado un procedimiento provisional de insolvencia ante el tribunal de Berlín-Charlottenburg", informó Lufthansa.

Por su parte, los ministerios de Economía y de Transportes de Alemania indicaron que Air Berlin recibirá un crédito con garantía federal de 150 millones de euros a través de KfW para mantener sus operaciones, puesto que la normativa de insolvencias habría obligado a la aerolínea a dejar de volar.

"Estamos en un momento en el que decenas de miles de viajeros se encuentran en diferentes lugares de descanso internacionales. El retorno de estos viajeros a Alemania con Air Berlin no habría sido posible de otra manera", señalaron los ministerios en un comunicado conjunto.

Por su parte, Lufthansa ha indicado su disposición a colaborar con las autoridades alemanas en la reestructuración de Air Berlin y ha señalado que mantiene negociaciones con la aerolínea de cara a la adquisición de "partes de Air Berlin" y está explorando la posibilidad de contratar personal adicional.

Hace cuatro días Deutsche Bank aumentó su recomendación para la compra de Air Berlin por parte de Lufthansa, la primera aerolínea alemana.

A su juicio, la compañía aportaría franjas horarias complementarias a Lufthansa en muchos aeropuertos de Alemania, Suiza y Austria, al tiempo que tildaba de "tímida" la actitud de la primera aerolínea: "Si pudiera asimilar Air Berlin, daría al Grupo Lufthansa posiciones muy poderosas en Dusseldorf, Viena, Múnich, Zurich, Berlín Tegel y Frankfurt", decía el informe de los analistas del primer banco alemán.

Air Berlín transportó 13,7 millones de pasajeros en los siete primeros meses de 2017, con una caída del 16,2% tras aplicar un recorte del 10% de su oferta, según informó la aerolínea.

La compañía tiene una deuda acumulada de 1.000 millones de euros, debido a la dura competencia de las compañías de bajo coste y la demora de la apertura del nuevo aeropuerto de Berlín, entre otras causas.

En septiembre de 2016, lanzó una plan de reestructuración que redujo su capacidad y con una flota operativa de 75 aviones, situados en sus bases en Berlín y Dusseldorf.