Público
Público

Contenido patrocinado

El Banco Santander completa en un solo año un plan de eficiencia energética en sus edificios que iba a costar dos

El 42,5% de toda la energía que el grupo financiero consumió en 2017 era renovable, más del doble de los objetivos que la UE tiene para Europa en 2020 y en 2030

Publicidad

El Banco Santander completa en un solo año un plan de eficiencia energética en sus edificios que iba a costar dos

En 2016, Santander puso en marcha un plan de dos años que debía llevar a reducción notablemente la huella medioambiental de los edificios de sus oficinas alrededor del mundo. Los objetivos para final de 2018 eran rebajar el consumo energético un 4 por ciento, las emisiones de gases de efecto invernadero un 9 por ciento, y el consumo de papel un 4 por ciento. Sin embargo, todos estos objetivos se cumplieron en más del 100 por ciento al final de 2017, con un año de antelación, según revela el Informe Anual de Sostenibilidad.

Así, gracias a más de 200 proyectos concretos en todos las geografías de Santander, el Grupo redujo en un año su consumo de agua un 8,7 por ciento, el de energía en un 5,6 por ciento, el de papel un 11,6 por ciento y los gases, un 12,9 por ciento. Entre otras muchas acciones, Santander cambió todas sus bombillas tradicionales por LED en el Reino Unido, en Polonia y en la Ciudad Grupo Santander (CGS) de Boadilla del Monte, la conocida como "ciudad financiera" del banco, que alberga el centro corporativo global. Además, sustituyó los equipos de aire acondicionado en sus instalaciones en México e instaló herramientas para el control de la climatización en muchas de sus oficinas por todo el mundo.

Los datos de medición de huella ambiental del banco, recogidos por el Informe Climate Finance 2017, indican que Santander consumió el año pasado un total de 1.112 millones de kilovatios de energía, de los cuales 463 millones, el 42,5 por ciento, procedieron de fuentes renovables. Según Eurostat con información disponible a comienzos de 2018, en los países comunitarios el consumo de energías renovables suponía el 17 por ciento del total a finales de 2016 y los objetivos acordados por los 28 es que en 2020 esta cuota sea del 20 por ciento, y del 27 por ciento en 2030.

Imagen con el gráfico de huella ambiental del Grupo Santander en los 3 últimos años.
Fuente: Informe Finance Climate 2017

Simultáneamente, Santander fue categorizado en 2017 como el "Mejor Banco del mundo” dentro del “Newsweek Green Ranking", que analiza la gestión ambiental interna de varios cientos de grandes empresas. También fue elegido, por segundo año consecutivo, como el banco líder en préstamos para energías renovables en Estados Unidos en los premios Power Finance & Risk de la revista Euromoney. El Dow Jones Sustainability Index valoró con la máxima puntuación (100) la gestión ambiental interna de Santander y el situó como mejor banco de España, segundo de Europa y noveno del mundo.

Santander Brasil fue uno de los ganadores de los premios "Finanzas Verdes Latam 2017", en la categoría de "Prácticas de eco-eficiencia", y Santander México lideró la financiación del mayor parque eólico de Latinoamérica, en la zona de Reynosa, con una capacidad de 424 megavatios y suficiente para abastecer a 786.915 hogares mexicanos. En todo el mundo, durante 2017 Santander participó en la financiación de proyectos de energías renovables con una capacidad de generación de 7.082 megavatios, equivalente al consumo de 3,6 millones de hogares.

Tras la consecución de solo un año de los objetivos medioambientales que tenía para dos, el banco ha lanzado nuevas metas más ambiciosas de reducción de huella en 2018. Uno de los proyectos es conseguir que la "ciudad financiera" consiga la certificación Zero Waste de la organización Green Business Certification Inc (GBCI). En el complejo de Boadilla, donde trabajan más de 6.000 personas, ya se había lanzado anteriormente una gran campaña interna de concienciación ambiental entre empleados, conocido como #MovimientoYoSí. El lema de la campaña es "reduce, reutiliza, recicla".

Imagen del post de Thedailyprosper.con que explica el proyecto de reducción de la huella ambiental del Grupo Santander en todo el mundo

Según se puede leer en uno de los últimos posts de Thedailyprosper.com, el blog que publica en Internet el centro corporativo del Banco Santander, "todas y cada una de las acciones que realizamos habitualmente tienen su efecto, inmediato o no, en el medio ambiente". "De ahí la importancia –añade- de conocer y reducir en la medida de lo posible nuestra huella ambiental, que no es otra cosa que un indicador del impacto que tienen nuestras actividades y nuestro día a día en el planeta".

"Todos aquellos que tengan por objetivo reducir su huella ambiental para favorecer así el cuidado de la naturaleza pueden aplicar numerosos cambios. Para empezar, las formas más simples de reducir en buena parte nuestra huella pasan por usar menos el coche (o incluso nada, si tenemos alternativas) y recurrir de forma habitual al transporte público y a compartir trayectos".

Santander también apoya la lucha contra el cambio climático patrocinando las bicicletas compartidas de Londres, ofreciendo así una alternativa al uso del coche. O prima la financiación de la compra de vehículos eficientes energéticamente y ha desarrollado un programa de leasing y renting especial para coches híbridos y eléctricos en los países en los que está presente.

"Cualquier empresa –concluye Thedailyprosper.com- puede contribuir a este beneficio para toda la sociedad, reduciendo su huella ambiental y animando a sus trabajadores a hac er lo mismo."