Público
Público

Cepsa planea emitir bonos para refinanciar su deuda bancaria

La petrolera suspende la venta de la participación en Medgaz a su principal accionista, el fondo Mubadala,  tras aplazarse la salida a Bolsa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Estación de servicio de la petrolera Cepsa. E.P.

Cepsa prevé lanzarse al mercado de bonos en un futuro con el fin de refinanciar su actual deuda bancaria y "alargar su periodo de maduración", ya que se trata de una aspiración "independiente" de que la salida a Bolsa del grupo se materializara o no, según indicó el consejero delegado de la petrolera, Pedro Miró.

En un encuentro con la prensa con motivo de Adipec, la feria internacional del sector del petróleo y del gas que se celebra en Abu Dabi, Miró confirmó que el grupo ya ha entablado conversaciones con las tres grandes agencias de rating (S&P, Fitch y Moody's) para que pongan nota a su solvencia y señaló que, posteriormente, se hablará con los bancos para la operación, en la que no descartó que estuviesen las mismas entidades que colaboraron en el fallido regreso a Bolsa.

No obstante, señaló que todavía no hay una decisión respecto a un objetivo para la emisión, "ni en cuanto a volumen ni en cuanto a fecha", aunque subrayó que si los tipos suben habrá un interés "en buscar condiciones más ventajosas".

Hace unos años, Cepsa financió en varios tramos deuda por unos 1.500 millones de euros con un grupo de 17 bancos, bajo la modalidad denominada 'club deal', pero el directivo consideró que esa deuda bancaria tiene un periodo de maduración a corto plazo.

El pasado 15 de octubre, Mubadala, dueño al 100% de Cepsa, decidió posponer la vuelta de la petrolera española al parqué al considerar que la inestabilidad que sufren los mercados afectaba a la valoración de la compañía.

El fondo soberano de Abu Dabi, que ha insistido desde entonces en numerosas ocasiones en que su intención es reactivar la OPV en cuanto mejoren las condiciones del mercado, estimaba captar hasta unos 2.019 millones de euros por el 25% del capital de la petrolera al que se dirigía la oferta.

A pesar de este tropiezo en el regreso a la Bolsa de la compañía, Miró insistió en que no afecta para nada al plan estratégico de la compañía, que tiene ya totalmente en marcha "la primera ola" de su hoja de ruta. "Se puede decir que el pescado está vendido. Tnemos un atracón de proyectos a realizar y estamos muy centrados en ejecutarlos y cumplirlos", dijo.

Por otra parte, el ejecutivo de Cepsa confirmó que las operaciones que estaban condicionadas a esta salida a Bolsa, como la venta a Mubadala de su participación del 42,09% en Medgaz, la sociedad propietaria del gasoducto entre España y Argelia, por un importe de 500 millones de euros, o la ampliación del consejo de administración de la compañía, no se llevarán a cabo.

"Medgaz no se hace. Se llevaba a cabo en caso de salir a Bolsa y permitía alcanzar unos ratios de endeudamiento que eran más acordes con las expectativas de los potenciales inversores, pero seguimos igual", dijo al respecto.

Expansión en Marruecos

Lo que sí que reafirmó Miró fue el interés de la petrolera por expandir su negocio de redes de estaciones de servicio a Marruecos, país donde Cepsa vende más de 1,5 millones de toneladas de productos entre gasóleo, gasolina, jet, butano, asfaltos o lubricantes.

El directivo consideró que Marruecos es un país "único" debido a la proximidad con activos del grupo como sus refinerías en el Sur de España, por lo que "les gustaría ir un poco más allá a través del negocio integrado".

A este respecto, según constaba en su folleto de salida a Bolsa, Cepsa estableció una 'joint venture' con un socio local el pasado verano con el objetivo de alcanzar las 100 estaciones de servicio en Marruecos en el horizonte de 2023 y una cuota de mercado del 15%. "Vamos a tratar de tener una presencia allí, la rapidez dependerá de lo fácil o no que te lo pongan", afirmó.

Cepsa estudia su entrada en el negocio de 'carsharing', o coche compartido en ciudades

Además, Cepsa estudia "distintas opciones" para entrar en el negocio del coche compartido en ciudades, el conocido como carsharing, un mercado donde ya tienen presencia otras empresas del sector petrolero, como Repsol. Miró indicó que el grupo está "abierto" a este negocio y que contempla "distintas opciones", tanto urbanas como no urbanas.

El ejecutivo de la petrolera consideró que la intención del grupo es cubrir el transporte "bajo distintos ángulos", por lo que la movilidad compartida es una opción y, para ello, ha mantenido contacto con diferentes constructores automovilísticos, aunque sin que se haya concretado todavía nada.

El director de Estrategia de Cepsa, Héctor Perea, indicó que se trata de un negocio que la compañía "ve interesante", aunque subrayó que antes de tomar una decisión es necesario que cuente con un marco regulatorio estable.

De concretar su salto al 'carsharing', Cepsa seguiría los pasos de Repsol, que el pasado verano se estreno en este negocio a través de Wible, una alianza con Kia con una flota de vehículos híbridos enchufables en Madrid.

En esta línea de apostar por la movilidad, Cepsa ya selló este verano un acuerdo con Ionity, la red de carga europea de alto rendimiento impulsada por el Grupo BMW, Daimler AG, Ford Motor Company, Grupo Volkswagen, incluyendo Audi y Porsche, para la instalación en dos años de hasta 100 puntos de recarga de vehículos eléctricos en sus estaciones de servicio en España y Portugal.

Está previsto que estos primeros puntos de recarga estén operativos a principios de 2019 y utilizarán el estándar europeo de recarga rápida CCS, reduciendo significativamente el tiempo de recarga.