Público
Público

Consumidores OCU lanza una campaña para reclamar judicialmente por las cláusulas abusivas de Ryanair

También Facua ha denunciado a 27 aerolíneas por obligar a llamar a teléfonos de atención al cliente de pago. 

11/08/2021 Ryanair
Pasajeros ante el mostrador de Ryanair en el aeropuerto de Madrid-Barajas. Emilio Naranjo / EFE

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha puesto en marcha una campaña para ayudar a los afectados por las cláusulas abusivas de Ryanair a reclamar a la aerolínea. 

El pasado 20 de julio el Tribunal Supremo dio la razón a la OCU con una sentencia que ponía fin a un enfrentamiento legal de más de diez años por la eliminación de las cláusulas abusivas del contrato de transporte aéreo de Ryanair. 

En dicha sentencia se declara la nulidad de estas cláusulas, ordena a Ryanair que las retire de su contrato y que deje de aplicarlas, y abre la vía a la reclamación judicial para que los viajeros puedan solicitar el importe de los daños y perjuicios causados, así como las compensaciones que procedan. 

Los afectados que se apunten a la campaña y reclamen un importe inferior a 2.000 euros, tendrán a su disposición un modelo de demanda, para que la puedan gestionar sin coste adicional. Si el importe es superior a los 2.000 euros, pone a su disposición asesoramiento y la defensa de abogados especializados. 

En la página web de la OCU aparecen las cláusulas por las que pueden reclamar, como cobrar por la impresión de la tarjeta de embarque 40 euros, autoeximirse de responsabilidades al incumplir sus horarios, retrasarse o desviarse, atar a los pasajeros con necesidades especiales a condiciones no trasnparentes, o inspeccionar el equipaje al margen de las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Por su parte, Facua-Consumidores en Acción ha denunciado a 27 aerolíneas ante la Dirección General de Consumo y las autoridades de protección al consumidor de las comunidades autónomas, por obligar a llamar a teléfonos de pago para la atención a las consultas y reclamaciones de los usuarios. 

Tras realizar un análisis de 33 compañías, han concluido que siete de cada diez aerolíneas "se saltan la ley" con esta práctica. 

De estas 33 aerolíneas analizadas, solo seis ofrecen teléfonos gratuitos de atención al consumidor (Air Nostrum, Alitalia, Eurowings, Norwegian, S7 y Vueling). Otras tres facilitan líneas gratuitas, pero las restringen a determinadas gestiones o no las muestran correctamente en su web (British Airways, Iberojet y Ryanair).

De las 24 restantes, cuatro tienen números gratuitos solo para clientes y las demás no disponen de él. Si que ofrecen una línea de tarificación adicional con prefijo 807, 901, 902 o prefijos geográficos nacionales.

Según señala Facua, desde el pasado diciembre, el artículo 21 del Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, recoge que "en los supuestos de servicios de carácter básico de interés general, las empresas prestadoras de los mismos deberán disponer, en cualquier caso, de un teléfono de atención al consumidor gratuito". 

Facua indica a los consumidores que se vean obligados a llamar a líneas de alto coste que podrán reclamar a las empresas el abono de las cantidades que tengan que pagar por ello a sus compañías de telecomunicaciones. 

Más noticias de Economía