Público
Público

Crisis del coronavirus España tendrá que presentar en octubre un plan económico para acceder al fondo anticrisis de la UE

La Comisión Europea insiste en que el acceso al fondo de recuperación no irá ligado a duras reformas como ocurrió en la crisis de 2008.

El vicepresidente de la Comisión, Valdis Dombrovskis, y el comisario de Asuntos Económicos,   Paolo Gentiloni, en una rueda de prensa en Bruselas para explicar los detalles del fondo de recuperación de la UE frente a la crisis del coronavirus. REUTERS/Ari
El vicepresidente de la Comisión, Valdis Dombrovskis, y el comisario de Asuntos Económicos, Paolo Gentiloni, en una rueda de prensa en Bruselas para explicar los detalles del fondo de recuperación de la UE frente a la crisis del coronavirus. REUTERS/Aris Oikonomou/Pool

IRENE SÁNCHEZ

España tendrá que presentar a partir del 15 octubre un plan de reformas e inversión junto con el borrador de Presupuestos para 2021, para poder acceder a las ayudas del fondo de recuperación de 750.000 millones que la Comisión Europea presentó este miércoles para inyectar adrenalina a las economías más golpeadas por la pandemia del coronavirus.

El Ejecutivo comunitario ha insistido en que las ayudas del fondo de recuperación no estarán sujetas a condiciones ligadas a reformas financieras como en la crisis precedente. Sin embargo, Bruselas ha avanzado que estarán sujetas a las prioridades nacionales en base a las recomendaciones del Semestre Europeo. A priori esto se traduciría en que cada país dirá dónde quiere invertir, siguiendo como guía las recomendaciones hechas por la Comisión.

“No es un programa de ajuste. Es una herramienta nueva, voluntaria y basada en las prioridades nacionales”, ha defendido el comisario de Economía, Paolo Gentiloni. “Es un instrumento voluntario, ningún país tiene la obligación de incurrir en préstamos ni acceder a subvenciones”, ha señalado el italiano.

Además, deberán de estar en línea con las prioridades políticas de la “Europa verde, digital y resiliente” que defiende la presidenta del Ejecutivo comunitario, así como cumplir con el calendario y las metas que dije Bruselas para su implementación.

Sin embargo, los países que aspiren a beneficiarse del fondo saben que cualquier propuesta vincula la ayuda con un compromiso firme de acatar una agenda de reformas, basadas en las recomendaciones que ha efectuado la Comisión Europea a cada país del bloque.

Según han aclarado este jueves el vicepresidente Valdis Dombrovskis y el comisario de Economía, para acceder a estos planes los países del bloque podrán presentar su plan de recuperación y resiliencia hasta el 30 de abril de 2021. A partir del 15 de octubre también podría presentarse junto con el borrador del presupuesto del año 2021.

A partir de entonces la Comisión Europea tendrá hasta cuatro meses para evaluar la propuesta y decidir si cumple o no con los requisitos. Una vez que Bruselas de luz verde, serán los Estados miembros los que avalen el plan.
La ratificación por parte de los países será por mayoría cualificada, lo que evitaría que los autodenominados frugales (Austria, Países Bajos, Dinamarca y Suecia) bloqueen por inercia todos los planes. El vicepresidente Dombrovskis en la rueda de prensa ha descartado “microgestión” y había avanzado que el análisis de las propuestas de los países sería “horizontal” o, lo que es lo mismo, que se haría en base a las prioridades comunitarias.

Más noticias de Economía