Público
Público

Las cúpulas de las farmacéuticas en Bolsa se repartieron más de 16 millones en 2019

Más de una cuarta parte (5,7 millones) correspondió a una sola sociedad, Grifols, la única del sector que pertenece al Ibex .

Un trabajador en un laboratorio de alta seguridad. EFE/Emilio Naranjo
Un trabajador en un laboratorio de alta seguridad. EFE/Emilio Naranjo

VICENTE CLAVERO

El año pasado no sólo fue muy lucrativo para el sector que ha de librarnos del coronavirus, sino también para quienes rigen sus destinos. Las nueve farmacéuticas españolas que cotizan en Bolsa (Grifols, Almirall, Faes Farma, Rovi, Pharma Mar, Reig Jofre, Prim, Oryzon y Biosearch) pagaron más de 16 millones de euros a los miembros de sus consejos de administración en 2019, según la información sobre gobierno corporativo que obra en poder de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El consejo más caro fue el de Grifols, líder mundial en medicina transfusional y único laboratorio español presente en el Ibex 35. Los 14 componentes del máximo órgano de representación de la sociedad se repartieron 5,737 millones, a razón de 410.000 euros por cabeza. Grifols obtuvo 648,6 millones de euros de beneficio en 2019 y alcanzó una capitalización bursátil (valor de mercado) de 13.393,3 millones.

A Grifols le siguió Phama Mar, pese a figurar más atrás en el ránking tanto por beneficios (17,7 millones de euros) como por capitalización (794,8 millones). Cada una de las 13 personas que forman parte del consejo de la empresa, que comercializa productos de origen marino contra el cáncer y el alzhéimer, cobró una media de 270.500 euros en 2019, sumando un total de 3,516 millones.

El tercer consejo más caro fue el de Almirall, laboratorio especializado en el tratamiento de las enfermedades de la piel y de la esclerosis múltiple, que cerró el último ejercicio con 191,5 millones de euros de beneficio y 2.555,5 de capitalización. El consejo de Almirall costó 3,134 millones en 2019, lo que significa que sus 12 componentes percibieron, por término medio, 261.000 euros a lo largo del año.

Faes Farma se gastó en su consejo, sólo por la respecta al capítulo de retribuciones, un total de 2,132 millones, que se repartieron sus 10 miembros a razón de 213.200 euros por cabeza. Faes Farma, que está muy volcada en la producción de antihistamínicos, antihipertensivos y analgésicos, ganó 59,6 millones de euros el año pasado y su valor de mercado era de 1.390,7 millones a 31 de diciembre.

Dos farmacéuticas cotizadas gastaron entre uno y dos millones de euros en remunerar a sus consejos de administración: Rovi y Prim. Los consejeros de la primera de ellas, que produce una heparina de bajo peso molecular para el tratamiento de las trombosis venosa y pulmonar, cobraron 1,704 millones. Los de Prim, suministradora de equipamiento médicos y tecnología sanitaria, se embolsaron 1,285.

Las tres restantes sociedades no llegaron al millón de euros. La biofarmacéutica de fase clínica Oryzon pagó a sus consejeros un total de 952.000 euros; Reig Jofre, fabricante de inyectables estériles y liofilizados y de antibióticos derivados de la penicilina, 907.000, y Biosearch, que produce extractos, probióticos y aceite Omega-3, 116.000.

Los ejecutivos mejor pagados de las nueve farmacéuticas españolas cotizadas fueron el año pasado: Peter Guenter, primer ejecutivo de Almirall, que percibió 1,779 millones de euros; José María Fernández Sousa-Faro, presidente de Pharma Mar, con 1,726 millones; los hermanos Víctor y Raimon Grifols Deu, consejeros delegados de Grifols, con 1,501 y 1,276, respectivamente, y Mariano Ucar, presidente de Faes Farma, con 1,416.

Más noticias de Economía