Público
Público

Endesa repartirá casi 6.000 millones en dividendos hasta 2020

La eléctrica controlada por la italiana Enel espera obtener un beneficio neto de 1.400 millones en 2017, con un crecimiento anualizado de alrededor del 6% en los próximos tres ejercicios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Endesa, Borja Prado, en la última junta de accionistas de la eléctrica. EFE

La eléctrica Endesa amplió el miércoles su horizonte estratégico hasta 2020, un año en el que espera contabilizar un beneficio neto de alrededor de 1.600 millones de euros y al que prevé extender su generosa política de dividendos.

Así, la eléctrica prevé repartir unos 5.900 millones de euros en dividendos entre sus accionistas en el periodo 2017-2020. Endesa, cuyo principal accionista es la italiana Enel (con una participación del 70,1% y que percibirá así más de 4.100 millones), mantiene para el periodo su política de un pay out (parte del beneficio que se destina a dividendo) del 100%, salvo "circunstancias excepcionales", aunque empeora su previsión de beneficios para los próximos ejercicios por las adversas condiciones del mercado y, por tanto, la de dividendo.

En concreto, para este año prevé que la retribución total para su accionista ascienda a un mínimo de 1,32 euros por título, ligeramente por debajo de los 1,33 euros que abonó en 2016 en concepto de dividendo. Para 2018, la compañía presidida por Borja Prado estima un dividendo mínimo de 1,33 euros brutos por acción, por encima del previsto para este ejercicio pero más de un 6% inferior a los 1,42 euros que preveía en su anterior hoja de ruta. El grupo no da estimaciones en su plan de dividendo para los ejercicios 2019 y 2020.

En una presentación, Endesa reitera que espera obtener un beneficio neto de 1.400 millones este ejercicio, con un crecimiento anualizado de alrededor del 6% por ciento hasta 2020.

La empresa redujo las previsiones de beneficio bruto operativo (ebitda) de 2018 y 2019 a unos 3.400 y 3.500 millones de euros, frente a los 3.500 y 3.700 millones de su plan anterior. "La estimación de ebitda es ligeramente más reducida frente al anterior plan (...) por la evolución esperada en el mercado y los menores márgenes en el negocio de gas", dijo su consejero delegado, José Bogas, en una teleconferencia para presentar la actualización del plan.

Para 2020, el grupo espera obtener un ebitda de 3.700 millones, lo que supone un crecimiento anualizado del 4 por ciento entre 2017 y 2020. "En este momento nadie sabe lo que va a pasar en el futuro. Nuestro plan tiene menos riesgo que el presentado el año pasado. Estoy más cómodo con los riesgos respecto a hace un año", dijo Bogas en la conferencia.

Inversiones

Endesa dijo en su plan actualizado que invertirá 5.000 millones de euros hasta 2020, una cifra que supone 300 millones más que en su anterior plan.

De esta cifra, el 56% (2.800 millones de euros) se dedicará a crecimiento, frente al 44% en el plan anterior. Asimismo, la energética prevé unas inversiones por valor de unos 1.300 millones en digitalización hasta 2020 que supondrán unos ahorros de 250 millones de euros.

Las renovables será otro de los pilares de la inversión del grupo, con un total de 900 millones de euros para el desarrollo de 939 megavatios (MW) de capacidad renovable adicional, incluidos los los 879 MW ya adjudicados en las subastas de este año. De esta manera, la capacidad verde instalada de la compañía pasará de los 6.388 MW en 2017 hasta los 7.353 MW, con la instalación de 399 MW solares y 540 MW eólicos.

Además, Endesa reafirma su apuesta por la descarbonización total de su mix para 2050, aunque defiende la operación de la energía nuclear a largo plazo para garantizar la seguridad del suministro y la preservación del carbón eficiente para evitar mayores emisiones y costes del sistema.