Público
Público

España financiará con fondos de la UE una planta de baterías para coches eléctricos junto a SEAT e Iberdrola

El Gobierno creará un consorcio público-privado para montar la primera fábrica de baterías en España, que estará cerca de la planta de vehículos eléctricos que Seat desarrollará en Martorell (Barcelona).

Una señal pintada en el suelo para que aparquen vehículos eléctricos, en la localidad alemana de  Grünheide, en noviembre de 2019. REUTERS/Hannibal Hanschke
Una señal pintada en el suelo para que aparquen vehículos eléctricos, en la localidad alemana de Grünheide, en noviembre de 2019. Hannibal Hanschke / REUTERS

Reuters

España utilizará fondos de la Unión Europea para crear un consorcio público-privado formado por la filial española de VW, SEAT, e Iberdrola , con el fin de construir la primera planta de baterías para coches eléctricos del país, según dijo el jueves la ministra de Industria, Reyes Maroto.

El consorcio estará abierto a otros miembros y ayudará a España a iniciar la producción local de coches eléctricos, dijo Maroto en un acto organizado por el sindicato UGT.

"El proyecto va a permitir desarrollar un conjunto de actuaciones que garanticen que existan en España las infraestructuras, instalaciones y mecanismos necesarios para fabricar de forma autónoma y competitiva un vehículo eléctrico conectado completo. Un compromiso del Gobierno para que España siga siendo líder en la industria del automóvil a nivel mundial apostando por una movilidad sostenible", señaló la ministra.

De aquí a 2023, se espera que España reciba unos 140.000 millones de euros de fondos de la UE para la recuperación tras la pandemia, de los que casi la mitad llegarán en forma de subvenciones.

Se prevé destinar una gran parte a la financiación de grandes proyectos industriales que ayuden a reanimar y modernizar la maltrecha economía española.

Bruselas está presionando para producir nuevas baterías en Europa y reducir la dependencia de las importaciones chinas, mientras los fabricantes de automóviles incrementan la producción de vehículos eléctricos para cumplir con unas normas de emisiones cada vez más estrictas.

Reuters había reportado anteriormente que el Gobierno español estaba considerando la posibilidad de convertir la principal planta de automóviles de Nissan en Barcelona, cuyo cierre está previsto para diciembre, en una planta de producción de baterías, con el fin de preservar miles de puestos de trabajo.

Maroto no hizo referencia a la fábrica de Nissan y no especificó dónde se ubicaría la nueva planta, pero dijo que ayudaría a SEAT, que anteriormente había calificado de "esencial" la fabricación de baterías en España, a producir coches eléctricos en su planta de Martorell, a las afueras de Barcelona.

Más noticias de Economía