Público
Público

La Fed ve un "fortalecimiento" de la economía de EEUU mientras mantiene los tipos entorno al 0%

El banco central estadounidense considera que las vacunas contra la covid-19 y el paquete de estímulo fiscal de 1,9 billones de dólares han contribuido a la aceleración en la actividad en el arranque del año.

La sede de la Reserva Federal (Fed), el banco central estadounidense, en la Constitution Avenue de Washington. REUTERS/Brendan McDermid
La sede de la Reserva Federal (Fed), el banco central estadounidense, en la Constitution Avenue de Washington. Brendan McDermid / REUTERS

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos destacó este miércoles el progresivo "fortalecimiento" de la economía del país gracias a la aplicación de las vacunas y al apoyo fiscal, a pesar de lo cual insistió en que no moverá los tipos de interés del actual entorno del 0% hasta que haya una sostenida recuperación en el mercado laboral y el aumento de la inflación sea "persistente".

"En medio del progreso en la vacunación y el potente respaldo de políticas, los indicadores de actividad económica y el empleo se han fortalecido", señaló la Fed en un comunicado al término de su reunión de dos días de política monetaria.

El banco central estadounidense lleva más de un año con los tipos de interés de referencia entre el 0% y el 0,25% después de un recorte abrupto en marzo de 2020.

Mantiene, asimismo, el ritmo de compra mensual de bonos del Tesoro de EEUU por 80.000 millones de dólares y activos respaldados por hipotecas en 40.000 millones adicionales desde junio pasado.

Pese a dejar sin cambios su política monetaria, la Fed ha venido añadiendo optimismo a las perspectivas económicas en el país en medio del rápido proceso de vacunación en los últimos meses.

En marzo, elevó las previsiones de crecimiento económico en EEUU al 6,5% para 2021, frente al 4,2% previsto a finales de 2020.

En una rueda de prensa poco después de la difusión del comunicado, el presidente del banco central, Jerome Powell, subrayó que a la aceleración en la actividad en el arranque del año ha contribuido también el ingente respaldo fiscal lanzado por el Congreso, que aprobó en febrero el tercer paquete de estímulo fiscal en EEUU, esta vez por 1,9 billones de dólares.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, en una rueda de prensa en diciembre de 2019. Joshua Roberts / REUTERS

Preguntado acerca de los temores a un alza de la inflación, ante el extraordinario respaldo fiscal y monetario, Powell insistió en que el actual repunte responde a "factores transitorios".

"Parece improbable que veamos la inflación subir de manera persistente mientras haya margen en el mercado laboral", dijo Powell al recordar que la tasa de desempleo está aún en el 6% y la economía cuenta con 1,5 millones empleos menos que antes de la llegada del virus a EEUU.

"Estamos muy lejos aún del pleno empleo -recalcó- Tenemos un largo camino por delante".

Para que la Fed actúe, agregó, la inflación debería superar la meta del 2% anual "por algún tiempo", algo que aseguró no espera que suceda a lo largo de este año.

Datos más que pronósticos

En las últimas semanas, los miembros del banco central han remarcado que se centrarán en los datos económicos, más que los pronósticos, antes de modificar los tipos de interés o comenzar la retirada de la compra de bonos.

"Estamos en las primeras fases en las que vemos estos buenos datos. Vamos a necesitar meses reiterados así antes de que podamos distinguir el optimismo sobre el futuro de que se cumpla ese futuro", apuntó la pasada semana Mary Daly, presidenta de la Fed de San Francisco en un encuentro virtual con periodistas.

La próxima reunión del banco central, que cuenta con un doble mandato de promoción del pleno empleo y estabilidad de precios, tendrá lugar el 15 y 16 de junio.

Los mercados ya habían descontado que la reunión de esta semana no habría sorpresas en la política monetaria.

"Será más interesante en junio. Tendremos un par de meses de indicadores de inflación más calientes. Habrá más presión sobre la Fed para explicar su enfoque", indicó Michael Schumacher, analista del mercado bonos en el banco Wells Fargo.

Más noticias de Economía