Público
Público

La fusión de CaixaBank y Bankia en cifras

La unión que creará el mayor banco de España es el proceso de concentración de más calado en el sector bancario español en las últimas décadas.

Los logos de Bankia y de Caixabank, en sendas sucursales en el centro de Madrid. REUTERS/Albert Gea
Los logos de Bankia y de Caixabank, en sendas sucursales en el centro de Madrid. REUTERS/Albert Gea

Agencia EFE

La fusión de CaixaBank y Bankia, que aprobaron este jueves los consejos de administración de ambas entidades, dará lugar al banco de mayor tamaño de España por volumen de activos, a falta del visto bueno de las respectivas juntas  de accionistas.

Se trata del proceso de concentración de más calado en el sector bancario español en las últimas décadas, que en cifras queda resumido de la siguiente manera:

.- ACTIVOS: la fusión de ambas entidades dará lugar a la de mayor tamaño de España y la décima de Europa, con 664.027 millones de euros en activos, al sumar los 445.572 millones de CaixaBank y los 218.455 de Bankia, según las cuentas del primer semestre del año.

.- SUCURSALES: CaixaBank y Bankia suman 6.727 sucursales, 4.460 procedentes de la red de CaixaBank y 2.267 oficinas aportadas por Bankia.

.- EMPLEADOS: la suma de ambas plantillas se eleva a 51.536 trabajadores, de los cuales 35.589 corresponden a CaixaBank y 15.947 a Bankia.

.- CLIENTES: la nueva entidad contará más de 20 millones de clientes, una cuota en créditos del 25% y del 24% en depósitos.

.- CONSEJEROS: el consejo de administración de la nueva CaixaBank, una vez culminada la absorción de Bankia, tendrá 15 miembros: dos serán consejeros ejecutivos (el presidente José Ignacio Goirigolzarri, y el consejero delegado Gonzalo Gortázar), tres dominicales, que representan los intereses de los accionistas (dos consejeros elegidos a propuesta de CriteriaCaixa, el mayor accionista de CaixaBank, y serán Tomás Muniesa y José Serna, y un tercero por parte del FROB), nueve independientes (La exministra socialista Cristina Garmendia, Amparo Moraleda, María Verónica Fisas, Eduardo Javier Sanchiz, John Shepard y Koro Usarraga son propuestos por CaixaBank, mientras que Joaquín Ayuso, Francisco Javier Campo y Eva Castillo son propuestos por Bankia) y un externo (Fernando María Costa Duarte).

.- PARTICIPACIÓN DEL ESTADO: La participación de Estado en el nuevo CaixaBank, una vez integrado Bankia en su accionariado, será del 16 %, lo que a día de hoy vale en torno a 2.700 millones de euros, según el precio al que se están cotizando las acciones de ambas entidades. Esto implica que la participación del Estado se ha revalorizado un 35% desde que se anunció la operación y hará que CaixaBank tenga inicialmente el 74,2% del nuevo grupo y Bankia el 25,8% restante.

El presidente de Bankia, que será presidente ejecutivo de la nueva entidad, José Ignacio Goirigolzarri, y el consejero delegado de CaixaBank, que será consejero delegado de la nueva entidad, Gonzalo Gortázar, durante la rueda de prensa para presentar el acuerdo de fusión entre ambas entidades en Valencia. EFE/Bankia/Caixabank/David Campos

.- ACCIONISTAS: CriteriaCaixa, entidad controlada al 100% por la Fundación Bancaria la Caixa, se mantendrá como accionista de referencia de la nueva CaixaBank con alrededor del 30% del accionariado.

.- CANJE DE ACCIONES: La ecuación de canje será de 0,6845 acciones ordinarias nuevas de CaixaBank por cada título de Bankia; este precio incluye una prima del 20%.

.- VALOR DE LA OPERACIÓN: El acuerdo de fusión para crear la nueva CaixaBank valora Bankia, la entidad absorbida, en 4.300 millones de euros, un 35% más que el pasado 3 de septiembre, cuando se anunciaron las conversaciones para crear el mayor banco de España.

.- AHORRO DE COSTES: La fusión supondrá un ahorro anual de costes en torno a los 770 millones de euros, y elevará el beneficio por acción un 28 % respecto a las estimaciones de mercado para 2022.

.- RATIO DE CAPITAL: los objetivos de solvencia del nuevo banco quedarán fijados en una ratio CET1 (de capital de máxima calidad) de entre el 11% y el 11,5%, sin considerar ajustes transicionales por la IRFRS9 (la nueva normativa contable) y en un buffer (colchón de capital) de entre 250 y 300 puntos básicos sobre el requerimiento regulatorio.

Más noticias de Economía