Público
Público

El G-20 dice que hará "lo que sea necesario" para combatir el coronavirus

Los líderes del bloque de las mayores económica desarrolladas subrayan su compromiso de "presentar un frente unido contra la amenaza común" de la pandemia, tras una teleconferencia convocada por Arabia Saudí, que que se prolongó por una hora y media.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, participa en la cumbre virtual de líderes del G-20 para abordar la pandemia del coronavirus. EFE/Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, participa en la cumbre virtual de líderes del G-20 para abordar la pandemia del coronavirus. EFE/Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa

Stephen Kalin/Reuters

El bloque G-20 hará "lo que sea necesario" para superar la crisis provocada por el coronavirus y dijo el jueves que inyectará 5 billones de dólares en la economía global a través de medidas nacionales como parte de sus esfuerzos para disminuir el impacto.

Tras una cumbre extraordinaria por videoconferencia, los líderes del G-20 se comprometieron a implementar y financiar todas las medidas de salud necesarias para proteger vidas mientras se minimizan los daños económicos y sociales de la pandemia, y para evitar interferencias innecesarias en el comercio internacional.

También expresaron su preocupación por los riesgos para los países frágiles, especialmente en África, y poblaciones como los refugiados, reconociendo la necesidad de reforzar las redes de seguridad financiera mundial y los sistemas nacionales de salud.

"Estamos firmemente comprometidos a presentar un frente unido contra esta amenaza común", dijeron los líderes del G-20 en un comunicado conjunto luego de su conferencia que se prolongó por una hora y media.

Arabia Saudita, que presiden actualmente el G-20, convocó a la cumbre en medio de críticas previas sobre la lenta respuesta del grupo a la enfermedad que ha infectado a más de 470.000 personas en todo el mundo, mató a más de 21.000 y se espera que desencadene una recesión global.

El primer ministro británico, Boris Johnson, participa en la cumbre virtual de líderes del G20 para abordar la pandemia del coronavirus. REUTERS/Andrew Parsons/10 Downing Street

Los líderes del G-20 se enfrentaron a crecientes preocupaciones sobre posibles medidas proteccionistas e insistieron en que los mercados permanecen abiertos: "Las medidas de emergencia destinadas a proteger la salud serán específicas, proporcionadas, transparentes y temporales".

El rey Salman de Arabia Saudita, en sus comentarios iniciales, dijo que el G-20 debería reanudar el flujo normal de bienes y servicios, incluidos los suministros médicos vitales, lo antes posible para ayudar a restaurar la confianza en la economía global.

El grupo se comprometió con el apoyo fiscal a gran escala, además de los billones de dólares también en políticas fiscales, medidas económicas y esquemas de garantía específicos.

El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, se dirigiría al G-20 para buscar apoyo en aumentar el financiamiento y la producción de equipos de protección personal para los trabajadores de la salud en medio de una escasez mundial.

"Tenemos una responsabilidad global como humanidad y especialmente en países como el G-20", dijo Tedros en una conferencia de prensa en Ginebra el miércoles. "Deberían poder apoyar a países de todo el mundo".

En materia de salud, los líderes del G-20 se comprometieron a cerrar la brecha financiera en el plan de respuesta de la OMS y fortalecer su mandato, así como ampliar la capacidad de fabricación de suministros médicos, fortalecer las capacidades para responder a enfermedades infecciosas y compartir datos clínicos.