Público
Público

Consejo de Ministros El Gobierno amplía dos años, hasta diciembre de 2023, el plazo de desinversión en Bankia

El ahora consejero delegado José Sevilla y otros directivos dejarán el banco nacionalizado tras la fusión con CaixaBank.

El logo de Bankia en ujna sucursal de la entidad, cerca de su sede en una de las Torres Kio de Madrid. REUTERS/Sergio Perez
El logo de Bankia en ujna sucursal de la entidad, cerca de su sede en una de las Torres Kio de Madrid. Sergio Perez / REUTERS

El Consejo de Ministros ha ampliado hasta diciembre de 2023 el plazo para deshacerse de su participación en Bankia, según anunció el martes la portavoz del Gobierno español, María Jesús Montero. Actualmente, el Gobierno tenía hasta 2021 para vender el 61,8% que posee en Bankia a través del FROB (el fondo de rescate de la banca). 

El banco está en proceso de ser adquirido por su competidor Caixabank. Tras la fusión, la participación del fondo de rescate bancario español FROB se reducirá al 16,1% en la nueva entidad fusionada.

Esta es la tercera vez que el Gobierno amplía el plazo inicial de venta de su participación en Bankia. Aunque en 2012 se comprometió a vender la participación del FROB antes de diciembre de 2017, el Ejecutivo de Mariano Rajoy aprobó en diciembre de 2016 un real decreto ley por el que prolongó el plazo en dos años, con lo que la fecha límite se fijó en diciembre de 2019, y estableció la posibilidad de nuevas prórrogas previo acuerdo del Consejo de Ministros.

Asimismo, en 2018 volvió a ampliar el plazo, para situarlo en diciembre de 2021, fecha que se modifica hasta diciembre de 2023 con el acuerdo adoptado este martes.

Para reflotar BFA-Bankia, el Estado inyectó 22.424 millones de euros (4.465 millones en BFA en diciembre de 2010, 7.339 millones en BFA en diciembre de 2012 y 10.620 millones de euros en Bankia en mayo de 2013). De este importe, ha recuperado ya 3.303 millones de euros (el 14,73% de lo invertido), de los que 2.122 millones proceden de la venta de sendos paquetes del 7,5% y el 7% en 2014 y en 2017, más 1.180 millones pagados en dividendos.

Directivos que no se quedan

De otro lado, el actual consejero delegado de Bankia, José Sevilla, y otros tres directivos que formaron parte del primer comité de dirección de la entidad han decidido abandonar el banco tras su fusión con CaixaBank, según confirmaron en fuentes de la entidad.

Aunque en septiembre Goirigolzarri avanzó que su número  dos en el banco nacionalizado no formaría parte del consejo de la nueva CaixaBank pero sí tendría una posición "de gran responsabilidad" en ella, Sevilla ha decidido que abandonará la entidad tras la fusión.

Otros directivos de Bankia también han decidido poner fin a su etapa en el banco, como son la directora general adjunta de Comunicación y Relaciones Externas, Amalia Blanco, el consejero ejecutivo y director general de Personas, Medios y Tecnología, Antonio Ortega, y el secretario general del consejo, Miguel Crespo. Se trata de los cuatro directivos que, junto a José Ignacio Goirigolzarri, formaron parte del primer comité de dirección de Bankia hace nueve años.

La nueva CaixaBank estará presidida por el actual presidente de Bankia, mientras que el actual consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, será el primer ejecutivo del banco fusionado. De su lado, el actual presidente de CaixaBank, Jordi Gual, dejará la entidad tras completarse la operación.

El consejo de administración estará integrado además por Joaquín Ayuso García, Francisco Javier Campo García, Eva Castillo Sanz, Teresa Santero Quintillá, Fernando Maria Costa Duarte Ulrich, Tomás Muniesa Arantegui, José Serna Masiá, María Verónica Fisas Vergés, Cristina Garmendia Mendizábal, María Amparo Moraleda Martínez, Eduardo Javier Sanchiz Irazu, John Shepard Reed y Koro Usarraga Unsain.

Más noticias de Economía