Público
Público

IAG firma dos acuerdos de financiación para British Airways por 2.450 millones de libras frente al coronavirus

El grupo de aerolíneas, que también controla la española Iberia, dice que "continúa explorando otras iniciativas de deuda para mejorar aún más su liquidez" 

Las aletas traseras de varios aviones Airbus A380 de British Airways, estacionados en la pista del aeropuerto Marcel-Dassault en Chateauroux (Francia), por el parón de los vuelos debido a la pandemia del coronavirus. REUTERS/Charles Platiau
Las aletas traseras de varios aviones Airbus A380 de British Airways, estacionados en la pista del aeropuerto Marcel-Dassault en Chateauroux (Francia), por el parón de los vuelos debido a la pandemia del coronavirus. Charles Platiau / REUTERS

Reuters

El grupo de aerolíneas IAG anunció el lunes la firma de dos acuerdos de financiación que incrementarán la liquidez total de su filial British Airways por un valor de 2.450 millones de libras esterlinas, en un contexto de dificultades para la empresa por la paralización del sector de viajes debido a la crisis del coronavirus.

En concreto, el grupo señaló espera disponer de una línea de financiación de 2.000 millones de libras a 5 años suscrita con un grupo de bancos antes de finales de febrero de 2021, tras un acuerdo provisional al 31 de diciembre de 2020. Estos préstamos están parcialmente avalados por la agencia gubernamental UK Export Finance (UKEF).

Por otra parte, British Airways (BA) ha alcanzado un acuerdo para el aplazamiento de 450 millones de libras esterlinas de contribuciones al déficit de su fondo de pensiones.

Para asegurarse el aplazamiento de estas contribuciones que vencen en octubre de 2020 y septiembre de 2021, BA dijo que no pagará dividendos a su matriz IAG antes de finales de 2023.

IAG, que también controla la española Iberia, añadió que "continúa explorando otras iniciativas de deuda para mejorar aún más su liquidez".

El grupo angloespañol publicará el viernes sus resultados trimestrales, que según los analistas arrojarán unas pérdidas de 1.250 millones de euros (1.510 millones de dólares) en el periodo octubre-diciembre.

Como el resto de compañías aéreas, IAG ha estado quemando efectivo, unos 205 millones de euros a la semana, tras operar durante casi 12 meses con ingresos mínimos. El pasado mes de abril suspendió el dividendo y en octubre recaudó 2.740 millones de euros de los accionistas para hacer frente a la crisis.

Los países de todo el mundo han endurecido las restricciones al viaje en los dos últimos meses en respuesta a las nuevas variantes del coronavirus y no está claro cuándo se recuperará la normalidad del tráfico aéreo, lo que añade presión sobre las finanzas de las aerolíneas.

Las acciones de IAG cotizan un 55% por debajo del nivel de hace un año por estas fechas, pero los anuncios de financiación del lunes las impulsaban un 1,1% hasta los 167 peniques en las primeras operaciones del día, en línea con el índice británico de referencia.

BA es la mayor y más rentable aerolínea de IAG y la interrupción de su dividendo significa que podrían pasar años antes de que los accionistas de IAG vuelvan a recibir pagos.

Es poco probable que esto sea una sorpresa para los accionistas, dadas las nuevas deudas asumidas por el grupo aéreo, y el hecho de que no se espera que los viajes alcancen los niveles de 2019 hasta 2024.

"Esto pone de manifiesto el hecho de que IAG se centrará en la gestión de la deuda y no en los pagos a los accionistas durante al menos los próximos dos años, lo que podría considerarse como un refuerzo de una situación negativa", señalaron los analistas de Goodbody en una nota.

Más noticias de Economía