Público
Público

Iberdrola abandonará el carbón en 2020 para reducir sus emisiones en un 50% en 2030

Sánchez Galán subraya que la eléctrica ya ha reducido las emisiones específicas en Europa un 75% con el cierre de 15 plantas de carbón y fuel-oil en todo el mundo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, y el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en la entrega II Premios a la Cooperación Energética Internacional

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha anunciado el abandono del carbón en el mix energético de la compañía en 2020 con el objetivo de reducir sus emisiones en un 50% en el año 2030, durante la ceremonia de entrega de los II premios a la Cooperación Energética Internacional.

En este sentido, Galán ha afirmado que con el cierre de 15 plantas de carbón y fuel-oil en todo el mundo han reducido las emisiones específicas en Europa un 75%, y ha subrayado que es "imprescindible" seguir liderando la lucha contra el cambio climático.

Durante su intervención, ha recalcado, su "firme convencimiento" de que juntos "es posible aportar las mejores soluciones" para dar respuesta a los retos energéticos, sociales y medioambientales a los que la sociedad se enfrenta para conseguir, entre todos, "un mundo más sostenible".

Los encargados de entregar los galardones convocados por Iberdrola y el Club de Excelencia en Sostenibilidad han sido el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, junto al presidente del Club de Excelencia en sostenibilidad, Ramón Paredes.

Paredes ha señalado la importancia de promover iniciativas de universalización de la energía y la oportunidad que supone poder contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fijados por la ONU para el horizonte 2030.

Por su parte, el ministro ha enmarcado los premios en "esta nueva y esperanzadora actitud de la sociedad civil" hacia los objetivos de desarrollo sostenible y ha destacado que a la hora de concederlos se ha tenido en cuenta el impacto de las iniciativas en la mejora de la competitividad, la modernización de los entornos en los que se han desarrollado, la contribución al desarrollo sostenible, el carácter innovador de la idea y su alcance geográfico.

En esta segunda edición, los ganadores han sido Trama TecnoAmbiental, en la categoría empresa, con el proyecto Electrificación rural a través de microrredes solares híbridas en islas remotas de Ghana; el Instituto Nacional de Eficiencia Energética y Energías Renovables de Ecuador (INER), en la categoría de Administraciones Públicas, con el Estudio de la viabilidad de producción de bioetanol a partir de la hidrólisis enzimática de la cáscara de la semilla de Jatropha Curcas, conocida como piñón; y en la categoría tercer sector, Nexus Development, con el proyecto Pioneer Facility, un fondo de inversión dirigido al acceso a la energía limpia en el sudeste asiático.