Público
Público

Iberia compra 20 A320-neo por 1.600 millones

La aerolínea española realiza un pedido a Airbusis para su flota de corto y medio radio, aprovechando las muchas opciones que cuenta el grupo IAG.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El avion A320neo de Airbus, en su primer viaje de prueba.

Iberia ha realizado un pedido 20 aviones de la familia A320neo --17 del modelo A320neo y tres del A321neo-- para su flota de corto y medio radio, valorado en 1.840 millones de dólares (1.616 millones de euros) a precio del catálogo del fabricante, aprovechando las muchas opciones que cuenta el grupo IAG.

Así lo anunciado el presidente de Iberia, Luis Gallego, que participó en el séptimo de los Encuentros Empresariales CEOE-Cepyme, justo en el día que la compañía aérea cumple 90 años. Gallego ha detallado que las primeras entregas de estos nuevos aviones, "especialmente eficientes en consumo de combustible y con las más avanzadas tecnologías", se recibirán a partir del primer semestre del próximo año y hasta 2021.

El precio de este pedido ha sido inferior al del catálogo al negociarse con Airbus sobre la base de las opciones que contaba IAG, con lo que el grupo ha negociado una "reducción significativa".

Desde el año 2013, Iberia ha incorporado a su flota de largo radio 18 nuevos aviones, que se sumarán además a las 16 aeronaves del A350-900 de nueva generación que comenzará a recibir en 2018. Con este nuevo pedido, la compañía aérea contará con 36 nuevos aviones hasta 2021.

"Tenemos una red suficientemente estructurada para no tener que necesitar a Ryanair", dice Gallego

Gallego ha destacado que la llegada de estos aviones será "clave para pelear en un mercado con una muy dura competencia" y en el que "no hay concesiones".

Cuestionado por si la alianza entre Ryanair y Air Europa pone en riesgo la posición dominante de Iberia en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, Gallego aseguró que Iberia tiene "una red suficientemente estructurada" y la "suerte de contar" con Vueling e Iberia Express para no tener que necesitar a la irlandesa para alimentar sus vuelos. También puso en valor el lanzamiento de LEVEL, la nueva marca 'low cost' de IAG para vuelos de larga distancia.

"En un mundo extremadamente competitivo está bien que Air Europa tenga sus objetivos y cada uno debe buscar sus partners, pero nosotros no los necesitamos", afirmó en alusión a Ryanair.

Sobre la situación de Alitalia, Gallego señaló que sin una transformación como la llevada a cabo en Iberia en 2012 la compañía española estaría hoy en una situación similar a la de la aerolínea italiana y, ante el interés mostrado por Ryanair, opinó que condicionar la compra a una reestructuración previa lo hace difícil.

"IAG nos ha dado fortaleza"

Gallego hizo hincapié en que IAG, desde su creación en 2011, ha aportado a Iberia "fortaleza financiera y capacidad para invertir en la renovación de la flota y para mejorar su posicionamiento estratégico" y ha calificado de "emocionantes" los últimos años vividos en el seno de la compañía aérea.

En esta línea, ha recordado que tras seis años de pérdidas de 1.000 millones de euros, que "casi le costaron la vida", Iberia logró un resultado operativo de 271 millones de euros en 2016, tras un recorte de capacidad importante para poder coger impulso desde una estructura más sólida, en la primera vertiente de su plan de transformación, la económica.

"Estamos a mitad de camino, si se compara con otras compañías del grupo IAG --que aglutina a Iberia, British Airways, Vueling, Aer Lingus y LEVEL--, y si se tiene en cuenta lo que esperan los inversores y lejos todavía de los niveles que necesitamos, pero en el camino correcto", ha defendido.

Gallego, que hizo un repaso por los 90 años de historia de Iberia, admitió que quedan "muchas cosas por hacer" pero destacó los avances realizados en otras vertientes como: la orientación al cliente y la mejora en puntualidad, la transformación del producto (nuevas cabinas 'business' y turista y la nueva 'turista premium' para el largo radio), y la transformación digital para "una experiencia de viaje íntegramente digital".

En cuanto al Brexit, reiteró estar "tranquilo" a la espera de la evolución de las negociaciones, al ser un operador con licencia española y formar parte de un grupo como IAG, con sede social en España.