Público
Público

Temor en los mercados El Ibex cierra su peor semana desde 2010 por el temor al coronavirus

El principal indicador de la Bolsa española pierde un 11,78% en las últimas cinco sesiones, y termina este viernes en los 8.723,20 puntos.

Interior del edificio de la Bolsa de Madrid, E.P./Marta Fernández
Interior del edificio de la Bolsa de Madrid, E.P./Marta Fernández

AGENCIAS

La incertidumbre de los inversores sobre el impacto que la extensión del coronavirus puede tener en la economía y provoque una recesión mundial ha castigado esta semana a los mercados bursátiles, entre ellos la Bolsa española, que ha registrado su peor semana en diez años.pandemia 

El Ibex 35, el índice selectivo que agrupa a los principales valores de la Bolsa española, se ha dejado este viernes un 2.92%, hasta los 8.723,20 puntos.

Con ello, en las últimas cinco sesiones acumula un retroceso  del 11,78%, lo que la convierte en la peor semana de la Bolsa española desde mayo de 2010, cuando bajó un 13,78%, en plena crisis de la deuda soberana europea, con la prima de riesgo por las nubes tras el rescate a Grecia. Desde que comenzó el año, el principal índice español ha perdido un 8,64% de su valor.

Todos los grandes valores bajaron esta semana: Repsol el 15,27%; BBVA cayó el 15,18%; Telefónica el 12,27%; Banco Santander el 12,03%; Inditex el 10,95% e Iberdrola el 7,69%.

Todos los índices a nivel global se han visto contagiados de este pesimismo. En Europa (donde los mercados también acumulan pérdidas semalaes que superan el 10%), el Ftse 100 de Londres ha finalizado este viernes con un descenso del 3,18%, el Dax de Fráncfort del 3,86%, el Cac 40 de París del 3,38% y el Mib de Milán del 3,58%. En los mercados asiáticos, Tokio ha caído un 3,67%; Hong Kong, un 2,42%; Shanghai, un 3,71% ; y Seul, un 3,3%. Y las bolsas de Wall Street, que ayer jueves bajó un 4,4% y que este viernes ha comenzado perdiendo otro 2%, se encamina a su peor semana desde la crisis financiera de 2008.

Las esperanzas de que lo peor de la crisis sanitaria estuviera cerca de pasar con el subsiguiente restablecimiento de la actividad económica se evaporaron de golpe después de que las cifras de nuevos infectados en todo el mundoo superaran a la de los detectados en China, donde se originó el brote.

Esto empujaba a los inversores a deshacerse de los valores más expuestos al impacto del coronavirus y a tomar refugio en los considerados de menor riesgo, como los bonos con una alta calificación crediticia.

Según UBS Asset Management, "existe una considerable incertidumbre sobre el impacto del coronavirus en la economía mundial". "Eso es, en sí mismo, un importante factor que contribuye a aumentar la aversión al riesgo de los inversores", apunta la entidad en un comentario.

Para Joaquín Robles, de XTB, los inversores "se están poniendo en lo peor y piensan que los gobiernos van a tener que tomar medidas de cuarentena", lo que "va a repercutir negativamente en los resultados empresariales".

Apolline Menut, de Axa Investment Managers, considera que el retraso en la normalización de la actividad industrial en China y el contagio del coronavirus a Europa anticipa una desaceleración del crecimiento en la zona del euro en el primer y segundo trimestre, y una suave recuperación en la segunda mitad del año.

La agencia de calificación Scope Ratings ha revisado a la baja su previsión de crecimiento para la economía china este año, que pasa del 5,8 % al 5 %. En 2019, China creció un 6,1 %.

Según Rosa Duce, economista jefe de Deutsche Bank, la creciente volatilidad de los mercados podría llevar a nuevas medidas de estímulo por parte de los bancos centrales, como el BCE o la Reserva Federal de EEUU.

El presidente del banco central alemán, el Bundesbank, Jens Weidmann, ha reconocido que el coronavirus es un riesgo a corto plazo, pero ha recalcado que, en su opinión, "no hay una necesidad aguda de actuar desde el punto de vista de la política monetaria".

Más noticias de Economía