Público
Público

Marina d'Or La oferta de empleo de Marina d'Or: 45 euros brutos al día por más de diez horas de trabajo

El complejo turístico ofrece puestos de ayudante de cocina en la ciudad de vacaciones por ese salario, según una grabación anónima a la que ha tenido acceso 'Público'. La falta de convenio regulador en Hostelería en la Comunidad Valenciana permite a las empresas contratar por el salario mínimo. La precariedad y el abuso de la empresa ya fue denunciado este verano por sus trabajadores, que amenazaron con la huelga para mejorar sus condiciones.

Publicidad
Media: 3
Votos: 5

Imagen del complejo de vacaciones Marina d'Or. EFE

Se busca ayudante de cocina. Horario partido, de 9.00 a 16.00 horas y de 19.00 a 23.30 horas. Más de diez horas de trabajo al día. Salario bruto diario de 45 euros (4,5 euros la hora). Estas son las condiciones de trabajo que el grupo Marina d'Or está ofreciendo para el puesto de ayudante de cocina, según la grabación de una conversación telefónica a la que ha tenido acceso Público gracias a la denuncia de uno de los contactados por la empresa para el empleo.

En la conversación, realizada y grabada el pasado miércoles por la mañana, una empleada del área de recursos humanos de Marina d'Or ofrece a un joven la posibilidad de "probar" como ayudante de cocina en uno de los hoteles de la empresa de la ciudad de vacaciones situada en Oropesa del Mar (Castellón). Según la empleada, la compañía está en un proceso de selección de personal para cubrir puestos vacantes por bajas y vacaciones del personal fijo de la empresa. La "prueba" de los empleados se realizará, según esta grabación, en un "importante evento" que se celebra este fin de semana en el complejo hotelero.

Tras comprobar que el joven está interesado en el la oferta, la empleada de Marina d'Or le explica las condiciones laborales, que pasan por las mencionadas anteriormente. También le plantea la posibilidad de trabajar fines de semana en hoteles con "horario seguido" de de 9.00 a 19.30 horas. El joven pregunta si los 45 euros brutos diarios es por ocho horas, a lo que la empleada le responde que no, que ese es el salario por toda la jornada. "La media diaria suele ser de diez horas parando para comer y para cenar", le explica la trabajadora de recursos humanos. El joven rechaza la oferta, que considera una "explotación" laboral y, tras una breve discusión por las formas, la empleada finaliza la llamada: "Si no está interesado, le agradezco que me haya atendido".

El joven, que prefiere mantener el anonimato, ha explicado a Público que graba desde hace años todas sus conversaciones telefónicas por "una mala experiencia". La "indignación" que causó en él esta oferta laboral le ha llevado a denunciarla a Público en los medios de comunicación. "Soy ingeniero industrial, tengo 32 años y no he trabajado nunca de lo que he estudiado", afirma el afectado, que apunta que sólo ha encontrado trabajos puntales en hostelería desde que terminó su diplomatura universitaria.

Precario pero legal

Según fuentes del sector de Hostelería de UGT-País Valencià, habría que estudiar con más detenimiento las condiciones concretas de la oferta, aunque la ausencia de una convenio colectivo regulador del sector de la hostelería en la región permite a las empresas aplicar los mínimos del Estatuto de los Trabajadores. El actual salario mínimo se sitúa en 735,9 euros al mes o 24,53 euros al día, según que el salario esté fijado por días o por meses. Aunque el Estatuto fija el máximo de la jornada laboral en ocho horas al día. Para los trabajadores eventuales y temporeros cuyos servicios a una misma empresa no excedan de 120 días, queda fijado en 34,85 euros por jornada.

Fuentes sindicales, que critican las dificultades que están teniendo para pactar un Convenio Colectivo en el sector desde hace años, indican a Público que sólo podrían realizarse jornadas de más de ocho horas si se tiene un contrato indefinido o temporal de varios días, siempre que el cómputo de horas no supere las 40 a la semana o las 160 al mes. "La distribución irregular de la jornada estaría permitida siempre que hubiera una justificación", explica Gonzalo Aranda, responsable del sector de Hostelería en UGT-PV, aunque precisa que "el 80% de contratos que se hacen en España son eventuales y sin causa justificada".

El sindicalista añade que están al corriente de las "pésimas condiciones de trabajo" en hoteles y restaurante de Marina d'Or, pero que es muy difícil que los empleados, cuando están en la empresa, denuncien las irregularidades por miedo a represalias. "Han tenido que cerrar muchos restaurantes porque pocos empleados quieren trabajar con esas condiciones", afirma Aranda.

No es la primera vez que se denuncian casos de precariedad en la empresa. Este mismo verano, un colectivo de trabajadores amenazó con una huelga indefinida que paralizaría la ciudad de vacaciones durante la temporada veraniega. Entre las críticas  y denuncias de los trabajadores, recogidas en un reportaje de El Salto, había prolongaciones de jornada, horas extra no pagadas, amenazas de despido, multas que se descontaban de la nómina, presiones y amenazas y una vigilancia a los empleados diaria a través de las cámaras de seguridad del complejo. “Existe un equipo de seguimiento que observa a aquellos trabajadores que han intentado publicar en alguna ocasión la realidad de Marina d’Or”, denunciaba en este reportaje un empleado.

Público ha intentado contactar con Marina d'Or para conocer más detalles de la oferta, pero la empresa no ha atendido las llamadas.