Público
Público
laboral coronavirus

Miles de empleados del sector automovilístico, en riesgo de perder su trabajo

Las factorías españolas viven inmersas en ERTEs y algunas de ellas plantean el cierre de plantas o la reducción de puestos de trabajo, lo que supondría un duro revés para España, ya que este sector representa el 10% del PIB y el 9% del empleo.

nissan
El presidente Pedro Sánchez, explicó el pasado sábado en rueda de prensa que desde el Gobierno están "en permanente interlocución" con el sector de la automoción.

Cada vez son más los nombres de famosas empresas automovilísticas con cientos de trabajadores en España que están anunciando medidas que podrán dejar a una parte de su plantilla en el paro.

En el caso de ser uno de los sectores más perjudicados por la crisis económica derivada de la emergencia del coronavirus, puede suponer un duro revés para España ya que supone el 10% del PIB y el 9% del empleo.

Por este motivo, el presidente Pedro Sánchez explicó el pasado sábado en rueda de prensa que desde el Gobierno están "en permanente interlocución" con el sector de la automoción y que apoyarán a este sector planteando políticas de ayuda europeas.

Ford

La empresa automovilística Ford ya anunció un ERE (Expediente de Regulación de Empleo) para 410 trabajadores de la planta de Almussafes por la bajada de la producción en 100 unidades diarias. Este expediente se planteó durante el mes de marzo, pero tuvo que ser aplazado a consecuencia de la llegada del coronavirus.

Ahora, y tras la reunión mantenida entre sindicatos y patronal, este ERE será ampliado a toda la plantilla lo que permitirá que se presenten más voluntarios, siempre que se alcance un acuerdo sobre ciertos requisitos, como que el personal que se ofrezca sea del mismo perfil técnico que el excedente.

En principio, las primeras salidas por el ERE de extinción se producirían en junio, mientras que una segunda tanda se daría en septiembre.

Actualmente, la factoría de Almussafes se encuentra inmersa en un ERTE por causas organizativas y productivas derivado del ajuste por fuerza mayor aplicado durante el parón. El lunes 4 volvió a la actividad el 60% de la plantilla. 

PSA (Peugeot, Citroën, DS Automobiles, Opel y Vauxhall) y Renault

En una entrevista en la cadena de radio BFM Business, el ministro de Economía y Finanzas francés, Bruno Le Maire, ha explicado que, si las automovilísticas quieren recibir ayudas públicas, necesitarán repatriar la producción de sus vehículos.

En esta entrevista, el ministro no obliga a estas empresas a repatriar su producción, pero sí ha dejado claro que "la industria automovilística francesa se ha deslocalizado demasiado y debe echarse atrás".

Si alguna de estas empresas decide repatriar su producción afectaría de lleno a nuestro país, ya que estas empresas generan miles de empleos directos e indirectos en España. Concretamente, PSA tiene tres plantas: Vigo, Figueruelas y Madrid; mientras que Renault cuenta con cuatro: dos en Valladolid, una en Palencia y otra en Sevilla.

PSA ha declinado hacer declaraciones a Público asegurando que las oficinas están cerradas.

Nissan

La pasada semana el periódico japonés Nikkei anunciaba que Nissan cerrará su planta en Zona Franca de Barcelona, algo que puede suponer un duro revés para muchos trabajadores ya que esta planta genera 3.000 empleos directos y otros 25.000 indirectos.

Por este motivo, la plantilla de Nissan está haciendo huelga indefinida en Barcelona para intentar defender estos puestos de trabajo.

Por su parte, la consejera de Empresa y Conocimiento de la Generalitat de Catalunya, Àngels Chacón, ha explicado en una entrevista en Catalunya Ràdio (sobre la posibilidad del cierre de Nissan en Barcelona) que "los indicios son más que preocupantes", pero ha querido mandar un mensaje de tranquilidad: "Hay que demostrar que cerrar es mucho más caro que hacer la planta competitiva".

En principio, se esclarecerá la estrategia a corto y medio plazo tras presentar sus resultados correspondientes al ejercicio fiscal 2019/2020 el próximo 28 de mayo. Aunque hay que tener en cuenta que la marca nipona publicó a finales de abril unas pérdidas netas de 95.000 millones de yenes (800 millones de euros).

Concesionarios

El mercado del automóvil ha comenzado a reactivarse, pero solo en parte. Desde la semana pasada, todos los concesionarios que se encuentran en territorios en fase 1 de desescalada pueden atender al público, con independencia de su superficie, pero siempre con cita previa.

La patronal calcula que desde estonces están funcionado más de 1.000 tiendas, lo que permite que 42.000 empleados salgan del ERTE temporal, pero se calcula que unos 100.000 trabajadores de los concesionarios seguirán en ERTE tras esta apertura parcial.

Al comienzo de la emergencia del coronavirus la patronal Ganvam, que agrupa a concesionarios y talleres, calculó la rescisión de unos 25.000 puestos de trabajo sólo en esta actividad.

Más noticias de Economía