Público
Público

Sector automovilístico Nissan cerrará su fábrica de Barcelona y trasladará la producción a plantas de Renault

La prensa japonesa ha avanzado que el cierre se enmarcaría en un plan de reorganización de la firma debido a la pandemia del coronavirus, que podría incluir la reducción de un 20% de su capacidad productiva en Europa hasta el año 2023. Esta situación pondría en riesgo a unos 3.000 puestos de trabajo directos y 23.000 empleos indirectos.

Fábrica de Nissan. / Europa Press
Fábrica de Nissan. / Europa Press

Agencias

La compañía automovilística Nissan cerrará su fábrica de Barcelona y trasladará su producción a diferentes plantas de Renault, según ha anunciado el diario japonés Nikkei, y que han llevado a la Generalitat a reclamar a la multinacional "lealtad y claridad", mientras que el comité promete dar guerra.

Tal como avanza la prensa japonesa, este movimiento se enmarcaría en un plan de reorganización de la firma debido a la pandemia del coronavirus, que podría incluir la reducción de un 20% de su capacidad productiva en Europa hasta el año 2023. Esta situación pondría en riesgo a unos 3.000 puestos de trabajo directos en las instalaciones de la compañía y 23.000 empleos indirectos en la provincia de Barcelona.

Al igual que otras firmas del sector automotor, Nissan ha tenido que suspender su producción en muchos países, primero por los efectos del brote de coronavirus, que afectó a sus fábricas en China, y después por la fuerte caída en la demanda a causa de la pandemia.

Justo esta misma semana el secretario general de CC.OO., Unai Sordo, pidió al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el marco del pacto para prorrogar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta el 30 de junio, que buscará la implicación de Renault para evitar el cierre de las plantas catalanas de Nissan.

El sindicato considera que la solución puede venir del fabricante francés, parte de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi y que a partir de este julio pasará a estar dirigido por el expresidente de Seat Luca de Meo, que esperan que se pronuncie y traiga "buenas noticias". La colaboración entre Nissan y Renault implicará, por ejemplo, que la firma nipona comience a producir vehículos de Renault en sus plantas del Reino Unido, mientras que Nissan Motor planearía concentrar sus inversiones en Japón, Norteamérica y China.

En el año fiscal de 2019, cerrado en marzo pasado, la planta de Barcelona produjo 55.022 vehículos. A nivel global, Nissan fabricó en ese ejercicio 5,36 millones de vehículos, según los últimos datos de Nissan, por debajo de su capacidad, de 7 millones.

En declaraciones a EFE, a consellera de Empresa de la Generalitat, Àngels Chacón ha desvelado que este martes se reunió con el presidente de Nissan en Europa y con el consejero delegado de la planta de Nissan en Barcelona y que ambos le dijeron que la decisión "no estaba tomada" y le remitieron a la presentación de resultados que hará el grupo japonés el próximo 28 de mayo.

Por su parte, el presidente del comité de empresa de la planta de Nissan en Barcelona, Juan Carlos Vicente, ha asegurado que la plantilla "va a seguir dando guerra hasta el final" para tratar de evitar el cierre de la fábrica y ha advertido a la compañía que "si se van les va a costar muy caro".

Aunque ya hace semanas que van llegando noticias cada vez más desalentadoras sobre el futuro de los centros de Nissan en Barcelona, Vicente ha reconocido en declaraciones a EFE que los trabajadores han recibido hoy con especial temor la información que publica el diario japonés Nikkei sobre el cierre de la fábrica.

Más noticias de Economía