Público
Público
Únete a nosotros

El negocio de privatizar: casi 700 millones de euros en comisiones

La venta que más generó fue la de Endesa. También la de Telefónica proporcionó fuertes sumas de dinero a las entidades financieras encargadas de llevarla a cabo.

Publicidad
Media: 2.83
Votos: 6

Un hombre toma una foto en la entrada del edificio de la Bolsa de Madrid el día del estreno en el mercado de AENA, en febrero de 2015. REUTERS/Susana Vera

MADRID.- La privatización de empresas públicas, iniciada en España a finales de la década de los ochenta y cuyo último episodio fue la OPV de Aena en 2015, ha sido un gran negocio para los responsables de llevarla a cabo. Sólo entre 1993 y el año pasado, las operaciones de venta en Bolsa generaron unas comisiones cercanas a los 700 millones de euros, que se repartieron las entidades financieras encargadas de su dirección, colocación y aseguramiento.

Durante ese periodo de tiempo, salieron total o parcialmente de la órbita del Estado empresas de tanto peso en la economía como Repsol, Telefónica, Argentaria, Gas Natural, Tabacalera, Red Eléctrica, Iberia o Aena.

Como consecuencia de ello, las arcas públicas ingresaron un total de 33.600 millones de euros, cifra equivalente a poco más del 3% del PIB de hoy.

La privatización que más dinero proporcionó fue, con diferencia, la de Endesa, por la que se obtuvieron 14.599 millones en varias fases. La mayor parte provino de las OPV de 1997 y 1998, con las que el Estado se desprendió de casi el 55% del capital de la eléctrica.

Según la Consejo Consultivo de Privatizaciones (CCP), en la primera OPV se aplicó una comisión del 1,95% y en la segunda, del 1,70%. Los coordinadores de ambas operaciones se embolsaron, por lo tanto, unos 240 millones de euros.

El abandono definitivo de Endesa por el Estado se produjo en septiembre de 2007, cuando la SEPI decidió acudir a la OPA que presentaron Acciona y Enel, a quienes vendió el 2,95% del capital a cambio de 1.253 millones. Actualmente, Endesa está en manos la empresa italiana, después de un breve periodo en que fue gestionada por el grupo que controla la familia Entrecanales.

Otra privatización en la que se ventiló un volumen considerable de comisiones fue la de Telefónica y, en particular, la OPV de 1997, que reportó al Estado 3.745 millones de euros a cambio del paquete del 20,9% que conservaba en la compañía. Sólo por esa operación, las entidades responsables de llevarla a cabo facturaron del orden de 95 millones, según cálculos realizados a partir de los datos del CCP.

La mayor oleada de privatizaciones se produjo en España tras la llegada del PP al poder en 1996, con Aznar

Comparadas con esa cifra, las comisiones generadas en la última OPV, la de Aena, parecen una minucia. El Estado vendió el 49% de la gestora aeroportuaria por algo más de 4.600 millones de euros y las comisiones cedidas a los coordinadores de la colocación fue del 0.19%; es decir, ocho millones.

La mayor oleada de privatizaciones se produjo en España tras la llegada del PP al poder en 1996. En los años inmediatamente posteriores se procedió a culminar la venta de Telefónica, Repsol, Endesa, Argentaria, Tabacalera, Gas Natural y Red Eléctrica. Sólo en 1997 y 1998, se obtuvieron más de 25.000 millones de euros, que permitieron cumplir a José María Aznar las exigencias europeas en materia de déficit.