Público
Público

El paro sube en 11.900 personas hasta marzo y se destruyen 64.600 empleos por el debilitamiento económico

El número total de parados alcanza la cifra de 4.791.400 personas y la tasa de desempleo escala una décima, hasta el 21%.

Publicidad
Media: 2.71
Votos: 7

Gente haciendo cola frente a una oficina de empleo en Madrid. REUTERS/Andrea Comas

MADRID.- El número de parados en España subió en el primer trimestre del año  al tiempo que se destruyó emlpeo, lo que reflejó un deterioro del mercado laboral en el inicio del año, en un contexto de debilitamiento de la economía global. La sangría en el mercado laboral (a pesar del notable ritmo del PIB y una buena campaña turística en Semana Santa) puede continuar a corto plazo ante el elevado número de ajustes de plantilla anunciados en el arranque del año y que se irán haciendo efectivos en los próximos meses.

En el primer trimestre de 2016, el desempleo subió en 11.900 personas, rompiendo la tendencia de los dos años anteriores, cuando se consiguió reducir el desempleo en los tres primeros meses (2.300 parados menos en el primer trimestre de 2014, y 13.100 menos en 2015), según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). 

Tras este repunte del desempleo, el número total de parados alcanzó la cifra de 4.791.400 personas y la tasa de desempleo escaló una décima, hasta el 21%. El repunte de la tasa de desempleo (lleva cinco años y medio por encima del 20% y es la segunda más alta de Europa después de Grecia) contrasta con el aparentemente fuerte ritmo del PIB, por encima del 3% (cerró 2015 en el 3,2%).

Mientras, siguen saliendo personas del mercado laboral español: en el primer trimestre, la población activa se ha reducido en 52.700 personas. En un año, el número de personas en edad de trabajar y que demandan empleo ha descedendido en 78.400, tanto por el regreso de inmigrantes a sus países de origen como por la salida de nacionales en busca de oportunidades fuera de  España.

Desde 2008, cuando estalló la crisis, en todos los primeros trimestres del año el paro ha registrado subidas, salvo en 2014 y 2015. El repunte más pronunciado en un primer trimestre en estos últimos años fue el de 2009, cuando la economía española sumó 811.400 desempleados.

En el último año, el paro se ha reducido un 12%, con 653.200 desempleados menos. En términos desestacionalizados, el desempleo bajó en el primer trimestre un 2,74% respecto al trimestre anterior. La subida del paro en el primer trimestre sólo afectó a las mujeres: entre los hombres el desempleo descendió en 9.600 desempleados, mientras que el paro femenino aumentó de 21.500 mujeres.

Paralelamente, se ha producido una pérdida de empleo. Entre enero y marzo de este año se destruyeron 64.600 empleos (-0,36%). El descenso de la ocupación en este trimestre es casi la mitad del registrado en el primer trimestre de 2015 (-114.300 empleos). En el último año, la ocupación ha aumentado en 574.800 personas,  a un ritmo interanual del 3,29%, tres décimas más que en el trimestre anterior.

La mayoría de los puestos de trabajo se perdieron en el sector de servicios, aunque mucho menos que en el mismo periodo de hace un año, mientras que la industria ganó empleados.

La caída del empleo se debió exclusivamente al sector privado, que perdió 82.100 trabajadores, mientras que en el sector público creció en 17.600 personas. En total, los asalariados públicos sumaban 3.018.300 al finalizar marzo, frente a los 15.011.300 trabajadores del sector privado.

Sólo cuatro autonomías crean empleo

Entre enero y marto, el paro bajó en el primer trimestre en seis comunidades autónomas más Melilla y subió en las once restantes y en Ceuta. El mayor descenso del desempleo lo registró Canarias, con 11.900 desempleados menos que en el trimestre anterior (-4%), seguida de Murcia (-11.100 desempleados, -6,7%), y Andalucía (-9.100 parados, -0,7%).

País Vasco presenta la tasa de paro más baja, con un 12,8%, y Andalucía la más alta, con un 29,7%

Por el contrario, los mayores incrementos trimestrales del desempleo los experimentaron Comunidad Valenciana (+8.600 parados, +1,6%) y Baleares y Castilla y León, ambas con un aumento del paro de 8.000 personas respecto al trimestre anterior (+7,7% y +3,9%, respectivamente).

En cuanto a la ocupación, sólo cuatro regiones lograron crear puestos de trabajo entre enero y marzo: Catalunya, que elevó su número de ocupados en 25.700 personas; Murcia, con 5.700 nuevos empleos; País Vasco, que creó 1.900 puestos de trabajo; y Aragón, con 100 nuevos empleos.

Según el INE, País Vasco tiene la tasa de desempleo más baja de España, con un 12,8%, seguida de Navarra (14,25%) y La Rioja (14,38%). Por el contrario, las tasas más elevadas se encuentran en Melilla (30,67%), Andalucía (29,70%) y Extremadura (29,13%).