Público
Público

Podemos pide el cese del presidente de Bankia por traspasar hipotecas a un fondo estadounidense

El banco nacionalizado vende a Lone Star activos tóxicos por valor contable bruto de 3.070 millones, la mitad de ellos créditos hipotecarios dudosos, dentro de lo previsto en su plan estratégico

Publicidad
Media: 4
Votos: 3

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, en un rueda de prensa. REUTERS

Bankia ha anunciado este lunes que ha acordado con varias filiales del fondo de inversión estadounidense Lone Star el traspaso de activos tóxicos por valor contable bruto de 3.070 millones de euros. La transacción contempla la transmisión de una cartera de activos adjudicados (inmuebles) con valor bruto de 1.650 millones y créditos hipotecarios dudosos valorados en unos 1.420 millones.

La operación ha sido criticada por Podemos, porque "vende miles de hipotecas a los buitres para que desahucien a las familias", según señala el secretario de Organización de la formación morada, Pablo Echenique, en su cuenta de Twitter.

Echenique dice que el banco nacionalizado "es una banca pública, pero no se comporta como tal" y pide al Gobierno la destitución de su presidente, José Ignacio Goirigolzarri

La venta de este paquete de activos tóxicos forma parte del Plan Estratégico de la entidad nacionalizada, uno de cuyos pilares  es aplicar una profunda limpieza de su balance para liberar liquidez y recursos con el objetivo de reducir sus activos problemáticos en 8.800 millones de euros hasta 2020, una media de unos 3.000 millones de euros al año.

Los bancos llevan años desprendiéndose de activos inmobiliarios todavía heredados de la crisis financiera entre 2008 y 2013, y ahora, las condiciones del mercado y la subida de los precios han disparado el apetito de inversores como fondos de inversión por este tipo de productos.

Bankia ha explicado que entidad sacará de su balance estos activos cuando se cierre la operación, previsiblemente en el segundo trimestre de 2019, aunque contabilizará en las cuentas de este año provisiones adicionales por unos 85 millones de euros. "Esta operación, junto con la reducción orgánica de créditos dudosos y activos adjudicados esperados para el conjunto del ejercicio 2018, supondrá una reducción de los activos improductivos de más de 6.000 millones de euros de valor bruto contable", ha destacado la entidad nacionalizada.