Público
Público

Bankia ultima la venta a Lone Star de una cartera de activos tóxicos de 3.000 millones

Uno de los pilares del Plan Estratégico de la entidad nacionalizada  es la reducción del volumen de activos improductivos en cerca de 8.700 millones hasta 2020, a razón de unos 2.900 millones de euros al año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sede de Bankia en una de las Torres Kio de Madrid. E.P.

Bankia se adelanta casi un año a sus objetivos de recortar su cartera de activos tóxicos y negocia los últimos detalles para vender al fondo Lone Star inmuebles adjudicados y créditos de dudoso cobro con un valor conjunto de unos 3.000 millones de euros, dijo una fuente conocedora de las negociaciones.

Uno de los principales objetivos del banco, todavía controlado por el Estado tras su rescate en 2012, es aplicar una profunda limpieza de su balance para liberar liquidez y recursos con el objetivo de reducir sus activos problemáticos en 8.800 millones de euros hasta 2020, una media de unos 2.900 millones de euros al año.

Según informa El Confidencial, Bankia negocia en exclusiva con Lone Star la venta de los proyectos Earth y October. Esta macroventa abarca créditos hipotecarios impagados e inmuebles valorados en alrededor de 3.000 millones. El importe de la transacción podría rondar los 1.000 millones, teniendo en cuenta los precios medios que se pagan en mercado.La entidad ya había traspasado alrededor de 2.500 millones de euros este año en activos y créditos dudosos, por lo que con esta operación prácticamente duplica el objetivo anual.

"El mercado está muy receptivo en estos momentos a este tipo de productos, no se trata de un interés particular por acelerar el plan, pero las condiciones de mercado son muy favorables", explicó una fuente que participa en la operación.

Mientras los bancos llevan años desprendiéndose de activos inmobiliarios todavía heredados de la debacle del sector entre 2008 y 2013, las condiciones de mercado y la subida de los precios han disparado el apetito del inversor institucional por este tipo de productos.

Entre enero y septiembre Bankia redujo sus activos improductivos totales (dudosos más adjudicados) en unos 2.400 millones de euros, con lo que el valor total de 'activos tóxicos' se situaba en alrededor de 14.500 millones.

Así, la tasa de morosidad se redujo en 110 puntos básicos en nueve meses, hasta situarse en el 7,8%, mientras que la cobertura de los riesgos dudosos alcanzó el 54,8%, cuatro puntos porcentuales más que al cierre de 2017.

Con todo ello, al cierre de septiembre había logrado el 83% del objetivo anual. De confirmarse que el importe de este nuevo paquete alcanza los 3.000 millones de euros, Bankia lograría completar solo en 2018 más del 60% de su objetivo a tres años.