Público
Público

Precio de la gasolina La gasolina cae por debajo del euro en plena recuperación de la movilidad

Llenar un depósito de cincuenta litros de 95 sin plomo cuesta en España quince euros menos que antes de la pandemia al combinarse el exceso de oferta con el desplome de la demanda de combustible en todo el planeta.

08-06-2020 .- La gasolina y el gasóleo de automoción pueden seguir comprándose por debajo del euro en toda España pese al repunte de los precios y a la mayor demanda por la paulatina recuperación de la movilidad. / EDUARDO BAYONA
La gasolina y el gasóleo de automoción pueden seguir comprándose por debajo del euro en toda España pese al repunte de los precios y a la mayor demanda por la paulatina recuperación de la movilidad. / EDUARDO BAYONA

La gasolina 95 se mantiene con precios de venta al público inferiores al euro por litro, algo que no se ocurría en España desde hace diez años, en mayo de 2009, y que vuelve a suceder cuando comienza a recuperarse la movilidad con el tránsito de medio país a la fase tres de la desescalada, que supone la apertura de la circulación entre provincias en siete comunidades, y la entrada del resto en la dos.

Esa histórica caída de los precios, que también afecta al gasóleo de automoción, comenzó a gestarse al coincidir el exceso de oferta de petróleo a nivel planetario por la sobreproducción de Rusia, Arabia Saudí y EEUU en su guerra comercial que mantiene el tercero con los dos primeros, por un lado, y, por otro, con el desplome global de la demanda por el gran encierro, que llegó a reducir la circulación por debajo del 90% en países como España.

La principal consecuencia práctica de ese cuadro consiste en que llenar de gasolina sin plomo de 95 un depósito estándar (50 litros) cuesta en España quince euros menos que en febrero, cuando el litro cotizaba a una media de 1,2988, según datos del Ministerio de Industria, o que permite ahorrarse más de dieciocho si se toma como referencia el 1,358 que ese mes marcaba el máximo.

La diferencia es menor con el gasóleo de automoción, aunque supera los diez euros por depósito en relación con los 1,2027 euros por litro de media del mes anterior a la pandemia y rebasa los trece frente a los 1,2686 del máximo de ese mes.

Por debajo del euro en todo el país

Los precios medios no llegaron a bajar del euro en abril pese a ese extraordinario cuadro de exceso de demanda y evaporación de la oferta, aunque no llegaban a 1,10€ en 19 provincias, y tampoco se espera que lleguen a hacerlo en junio, aunque eso no significa que no sea posible repostar por debajo de ese coste: la gasolina de 95 no llegaba al euro este lunes en la estación de servicio de Plenoil de la carretera de Villaverde a Vallecas (90,7 céntimos, diez más que el gasóleo), en la de Petroprix de la calle Badajoz de Barcelona (97,9), en la de Galp de la calle Milagrosa de Valencia (99,5), en la de Moove de la calle Astronomía de Sevilla (98,9) o en la de Autonet de Marqués de la Cadena de Zaragoza (98,9).

Pilar Soto: "La movilidad bajó al 10% y la reducción de consumo ha sido de ámbito global"

"El precio depende mucho de la zona. Había estaciones de servicio que no vendían prácticamente nada y el consumo cayó tanto que incluso algunas petroleras comenzaron a tener problemas, ya que la movilidad bajó al 10% y la reducción de consumo ha sido de ámbito global", explica Pilar Soto, presidenta de la Asociación de Estaciones de Servicio de Aragón (Aesar), que matiza que en algunas comunidades la demanda llega ahora al 40% de lo que era habitual antes de la pandemia.

"Está habiendo un incremento, sí, pero no estamos como antes. Mucha gente sigue en ERTEs y muchas empresas y negocios continúan cerrados o a medio gas", anota.

¿Ha beneficiado esa bajada de los precios al consumidor? Soto coincide con Enrique Gracia, portavoz de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) en que no. "El consumidor apenas se ha beneficiado porque ha habido mucho menos consumo" de combustible en los últimos tres meses, señala el segundo.

"No ha sido una situación de mercado, sino algo excepcional"

Las estadísticas de la consultora Cores cifran la demanda de los dos principales combustibles en España el pasado marzo, con la segunda mitad del mes en estado de alarma, en 255.455 toneladas de gasolina de 95 y en 1.491.435 de gasóleo de automoción, lo que supone sendos retrocesos de un tercio en la primera frente al mes anterior (383.771) y al mismo mes de 2019 (389.342) en el primer caso y de más de la quinta parte (1,83 y 1,93 millones) en el segundo.

El sector espera unos registros todavía más bajos en abril, que incluyó el parón de los servicios declarados no esenciales en los diez días anteriores al puente de semana santa.

Ambos coinciden también en pronosticar que esos precios comenzarán a subir conforme se vaya animando la demanda. "No ha sido una situación de mercado, sino algo excepcional, de la que el consumidor apenas se ha beneficiado en la práctica porque cayó el consumo y que irá cambiando en cuanto la producción se vaya adecuando a la demanda", indica García, para quien "la bajada va a ser coyuntural".

Más noticias de Economía