Público
Público

Repsol se plantea acudir a las subastas de renovables en España

La petrolera prevé captar 1.400 millones con la entrada de un socio o la salida a Bolsa de su negocio de renovables.

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, en la presentación del anterior plan estratégico de la petrolera.
El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, en la presentación del anterior plan estratégico de la petrolera. CEDIDA

Servimedia

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, reveló este jueves que la compañía se plantea la posibilidad de acudir a las nuevas subastas de renovables que convocará el Gobierno en España, que se deberían iniciar antes de que termine 2020.

En la rueda de presentación del nuevo plan estratégico de la compañía entre 2021 y 2025, Imaz explicó que Repsol está a la espera de conocer el mecanismo exacto de las subastas para tomar la decisión.

"Estamos abiertos a participar", afirmó Imaz, quien aclaró que los planes de la compañía son complementar los posibles proyectos obtenidos en la subasta con el desarrollo de otros proyectos en España.

A este respecto, detalló que de los 5.500 millones de euros que Repsol prevé invertir hasta 2025 en los negocios bajos en carbono, unos 4.300 millones se destinarán al desarrollo de las energías renovables y otros 1.000 millones a reducir las emisiones de su división industrial, con el desarrollo de los biocombustibles o del hidrógeno verde.

Repsol invertirá  7.700 millones en renovables en España hasta 2025, el 42% del total

En cuanto a la expansión del negocio renovable, apuntó que se plantea abrir "un par" de plataformas internacionales entre 2021 y 2022, similares a la operación realizada en Chile.

En todo caso, aseguró que Repsol mantiene "una apuesta clara" por España. De hecho, destacó que, de los 18.300 millones de inversión previstos en el plan estratégico, el 42%, unos 7.700 millones se destinarán al país.

Imaz se refirió también a la posible entrada de un socio financiero o la posible salida a Bolsa de la división de renovables. En concreto, explicó que la compañía se plantea llevar a cabo una de estas opciones en la primera fase del plan, entre 2021 y 2022.

Según reveló, la previsión de Repsol es obtener unos 1.400 millones de euros gracias a una de estas alternativas, cifra que se corresponde con el total de desinversión de activos recogida en el plan estratégico. Con ello, Repsol busca "bajar los costes de capital de esta división y "cristalizar su valor", indicó Imaz.

Además, fue preguntado por la posibilidad de que Repsol adquiera activos ya construidos. En principio, descartó ese tipo de operaciones, ya que su objetivo es lograr rentabilidades del capital invertido superiores al 10%, algo que es más fácil de lograr si se lleva a cabo el desarrollo completo de los proyectos.

En esta línea, apuntó que Repsol se puede plantear la compra de carteras de proyectos o de algún conjunto de activos en algún nuevo país, como plataforma para iniciar el crecimiento.

Por último, Imaz destacó que todos estos proyectos de generación renovable, de hidrógeno verde o de descarbonización de centros industriales serán susceptibles de recibir los fondos europeos de recuperación.

Más noticias de Economía