Público
Público

Repsol estudia comprar la fotovoltaica X-Elio para seguir creciendo en renovables

La operación forma parte de la estrategia de la petrolera, que planea invertir hasta 2020 de 2.500 millones para alcanzar 2,5 millones de clientes minoristas de electricidad y gas en España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Paneles de energía fotovoltaica.

Repsol está estudiando la adquisición de X-Elio, propiedad de KKR (80%) y Gestamp (20%), operación que podría rondar los 1.000 millones de euros, según fuentes financieras.

Después de que hace casi un año se iniciara un proceso de venta del grupo de renovables, que fue también estudiado en aquel momento por Repsol antes de que finalmente se decantara por cerrar la adquisición de los activos de Viesgo, KKR y Gestamp han vuelto a reactivar la operación a finales de 2018 con la contratación de Citi y Macquarie como asesores.

Según adelanta El Independiente, X-Elio cuenta ya con una lista de cuatro potenciales compradores, entre los que figura, además de Repsol, el fondo Brookfield.

Esta operación encajaría en la estrategia de Repsol de seguir creciendo en el negocio de renovables y de generación eléctrica, dentro del impulso hacia un proveedor multienergía y su objetivo de diversificar su negocio en el marco de la transición energética.

La petrolera presidida por Antonio Brufau dio un vuelco en su estrategia con el lanzamiento en su nuevo plan 2018-2020 al desarrollo de un negocio operado de bajas emisiones en el sector eléctrico.

Dentro de este plan, se enmarcó el cierre de la adquisición el pasado mes de noviembre de los activos de Viesgo (centrales hidroeléctricas con una capacidad instalada de 700 megavatios (MW) situadas en el Norte de España y dos centrales de ciclo combinado de gas con una capacidad conjunta de 1.650 MW) y su comercializadora eléctrica -con una cartera de unos 750.000 clientes- por 733 millones de euros.

Esta operación convirtió a Repsol en un actor relevante en el mercado español de generación de electricidad, con una capacidad total instalada de 2.950 MW. Para comercializar su nueva oferta energética, la compañía lanzó su filial Repsol Electricidad y Gas.

Plan hasta 2020

Con el fin de impulsar el crecimiento en este negocio, Repsol cuenta con una cifra inversora hasta 2020 de 2.500 millones de euros -incluyendo la compra de Viesgo-, con el objetivo de alcanzar 2,5 millones de clientes minoristas de electricidad y gas en España a 2025, con una cuota de mercado superior al 5% y una capacidad de generación baja en emisiones de alrededor de 4.500 MW.

Además, la compañía dirigida por Josu Jon Imaz adquirió también hace unos meses el proyecto fotovoltaico Valdesolar (Badajoz), de 264 MW, por unos 200 millones de euros. Con esta incorporación, Repsol alcanzará más del 70% de su objetivo estratégico de capacidad de generación baja en emisiones.

Asimismo, participa, junto a EDP Renováveis, en la construcción de uno de los mayores parques eólicos flotantes del mundo, en la costa de Portugal, a 20 kilómetros de Viana do Castelo, y que dispondrá de una capacidad instalada de 25 MW.

Repsol dispondría así, con ese remanente inversor todavía para crecer en negocios de bajas emisiones, con músculo más que suficiente para abordar la adquisición de X-Elio, lo que le permitiría además acelerar el cumplimiento de los objetivos marcados en su plan.

La petrolera ya estudió el año pasado distintas opciones en el área de las energías renovables, como la propia X-Elio o Renovalia, aunque los altos precios en que se movían las operaciones hicieron que se descartaran.

X-Elio ha construido más de 650 megavatios (MW) en plantas solares fotovoltaicas y actualmente tiene en operación 41 parques solares con presencia en 12 países.

Además, en 2017 resultó adjudicataria de 455 MW en la subasta de renovables celebrada en España, siendo, además, el segundo mayor adjudicatario en energía fotovoltaica.