Público
Público

Resultados trimestrales Caixabank recorta un 83% sus ganancias trimestrales por las provisiones contra el coronavirus

El banco prevé contabilizar más provisiones por la crisis sanitaria este año, aunque no espera registrar pérdidas al final del ejercicio.

Un hombre pasa por delante de una oficina de Caixabank, en Madrid. EFE/Juan Carlos Hidalgo
Un hombre pasa por delante de una oficina de Caixabank, en Madrid. EFE/Juan Carlos Hidalgo

agencias

CaixaBank obtuvo en el primer trimestre de este 2020 un beneficio atribuido de 90 millones de euros, un 83,2% menos respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, tras realizar una provisión extraordinaria de 400 millones por la afectación que podría tener el Covid-19 en los resultados futuros de la entidad.

También impactaron en el fondo de la tabla los gastos extraordinarios relacionados con jubilaciones anticipadas de parte de su plantilla.

Como consecuencia de los impactos de la pandemia, el banco presidido por Jordi Gual ha dejado sin efecto los objetivos financieros previstos para 2021.

En una nota, el banco señala que el resultado del trimestre refleja la buena marcha comercial hasta mediados de marzo, y destaca el crecimiento de los ingresos core en la evolución interanual, que se sitúan en 2.045 millones de euros (+0,9%) y el margen de intereses asciende a 1.200 millones, un 3% menos respecto al mismo periodo de 2019 por la menor aportación de la cartera crediticia y de renta fija, en un entorno de tipos de interés negativos.

El consejero delegado del banco, Gonzalo Gortázar, dijo en una teleconferencia que el margen de intereses bajará a menor ritmo en el resto de 2020, al tiempo que anticipó una tasa de morosidad de entre el 4 y el 5% este año, frente a la mora del 3,6% de finales de marzo.

Gortázar ha explicado que "desafortunadamente" las provisiones por el impacto del coronavirus "no acaban aquí" para el conjunto del sector, que se enfrenta a una "crisis durísima" a la que, afortunadamente, llega en mejor situación que hace doce años.

Las provisiones por la COVID-19, por tanto, continuarán en los próximos trimestres, aunque ello no impedirá que CaixaBank registre beneficios, menores, eso sí, que los del año anterior. "No prevemos en absoluto entrar en pérdidas. Sí una caída de resultados y eso es lo que va a pasar. Según cómo vayan las cosas, la caída será mayor o menor", ha indicado el directivo.

Ha remarcado que CaixaBank ha hecho "los deberes" en los últimos años y que está "preparado" para afrontar "una crisis dura, para resistir y para ser un puerto seguro y una fortaleza" para los clientes.

Ha recordado, en este sentido, que el banco cuenta con 96.227 millones de euros de liquidez y con una elevada fortaleza de capital, con un CET1 del 12 %, muy por encima de lo requerido por los organismos supervisores.

Respecto al impacto que esta situación puede tener en la morosidad, que actualmente se sitúa en una ratio del 3,6%, Gortázar prevé cerrar 2020 "por encima del 4% y claramente por debajo del 5%", a gran distancia de los máximos del 11% alcanzados en la anterior crisis económica de 2008.

Más noticias de Economía