Público
Público

Resultados trimestrales Endesa impulsa sus ganancias hasta los 844 millones en el primer trimestre

La eléctrica controlada por la italiana Enel no contempla "ningún cambio" en su política de dividendos, a pesar de la crisis del coronavirus.

El logo de Endesa, en la entrada de su sede en Madrid. E.P./Eduardo Parra
El logo de Endesa, en la entrada de su sede en Madrid. E.P./Eduardo Parra

EUROPA PRESS

Endesa obtuvo un beneficio neto de 844 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que representa un incremento del 132,5% frente al mismo periodo del ejercicio anterior, impulsado por la buena marcha del negocio liberalizado y extraordinarios, informó la compañía.

En concreto, los resultados de la empresa recogen el impacto de la entrada en vigor del nuevo convenio colectivo y el registro de determinadas provisiones por reestructuración de plantilla, que han generado un impacto positivo de 267 millones de euros en el resultado neto. Excluyendo estos efectos extraordinarios, el beneficio neto de la energética entre los meses de enero y marzo registró un aumento del 59%.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) de la compañía a cierre de marzo se situó en los 1.476 millones de euros, con un crecimiento del 59% frente a hace un año, debido, en gran parte, al impacto de la aplicación de las nuevas medidas contempladas en el convenio colectivo aprobado el pasado mes de enero, que ha supuesto un retorno de una provisión de 515 millones de euros.

Por otro lado, el grupo ha realizado una provisión de 159 millones de euros para planes de reestructuración de plantilla. El impacto de estos dos aspectos ha sido de 356 millones de euros. Descontando estos efectos extraordinarios, el Ebitda creció un 21% por la buena evolución del negocio liberalizado y por la estabilidad del negocio regulado.

El incremento se vio inflado por medidas de reestructuración de plantilla sin las cuales el incremento del ebitda habría sido del 20,7%.

Endesa registró unos ingresos totales de 5.069 millones, un 0,3% menos que en el mismo período del pasado año. La empresa dijo que la demanda peninsular de energía eléctrica ha disminuido un 3,2% respecto del mismo periodo del ejercicio anterior, en el contexto de la epidemia de COVID-19 y las medidas para contenerlo en España.

La eléctrica señaló que permanece en alerta ante posibles impactos de la crisis sanitaria del coronavirus, aunque "a la fecha de aprobación de este Informe de Gestión Consolidado no existe evidencia de impactos significativos derivados de la crisis sanitaria (COVID-19)".

"En los próximos meses se seguirá llevando a cabo una supervisión constante de la evolución y un monitoreo continuo de los cambios en las variables macroeconómicas, financieras y comerciales al objeto de tener la mejor estimación de los posibles impactos en tiempo real, así como permitir, en su caso, su mitigación con planes de reacción y contingencia", dijo.

Política de dividendos

En una conferencia con analistas para presentar los resultados del primer trimestre, el director financiero de Endesa, Luca Passa, señaló que Endesa , a pesar de la actual crisis por el coronavirus, "no está considerando ningún cambio" en su actual política de dividendos.

El director financiero de la eléctrica señaló que en la junta general de accionistas de este martes se propondrá el dividendo total para 2019, con un importe bruto de 1,475 euros por acción, y que el grupo cuenta con el respaldo de su "fortaleza financiera" y del acceso a los mercados de capitales para mantener "intacta" su capacidad de pagar dividendos, con una previsión de una retribución para este 2020 de en torno a los 1,6 euros por título.

La eléctrica cree que el actual entorno podría "aumentar las oportunidades" corporativas, aunque analizará si crean valor para los accionistas

Asimismo, el directivo ha reafirmado los objetivos del grupo para este 2020, con un beneficio neto ordinario de unos 1.700 millones de euros y un resultado bruto de explotación (Ebitda) hasta los 3.900 millones de euros.

La energética ha llevado a cabo un análisis de la situación desde que estalló la crisis del Covid-19, concluyendo que el negocio, sus resultados, su situación financiera y sus flujos de caja podrían verse afectados, aunque hasta a la fecha "no existe evidencia de impactos significativos derivados de la crisis sanitaria".

Por otra parte, el director financiero de Endesa destacó que en el actual entorno provocado por la pandemia, "podrían aumentar las oportunidades potenciales de fusiones y adquisiciones en el sector", algo que, "como siempre", se analizará dado los planes de la energética de "acelerar el crecimiento orgánico e inorgánico en las energías renovables". No obstante, reiteró, una vez más, que la prioridad a la hora de abordar cualquier posible operación será "la creación de valor para los accionistas".

Más noticias de Economía