Público
Público
Laboral

Salarios ilegales, trabajos sin contrato y poca prevención de riesgos: así es el día a día de las empleadas del hogar

El Ministerio de Trabajo perseguirá la economía irregular en este sector, un paso más para apuntalar los derechos de estas trabajadoras, un colectivo en el que existe una notable precariedad laboral y en el que muchas veces los empleadores cometen diversos fraudes.

Trabajadoras del hogar exigen derechos ante el Congreso en Madrid (foto de archivo) / EFE-Emilio Naranjo.
Trabajadoras del hogar exigen derechos ante el Congreso en Madrid (foto de archivo) / EFE-Emilio Naranjo.

La página web de la Seguridad Social ha publicado un aviso dirigido a todas las personas empleadoras de trabajadoras del hogar que figuran en las bases de datos de la Tesorería General de la Seguridad Social advirtiendo de que enviará una comunicación a aquellos que tengan contratados a una trabajadora a tiempo completo con una retribución inferior al salario mínimo interprofesional (SMI): salarios inferiores a 1.118,33 euros en el caso de 12 pagas o 950 euros en el caso de 14 pagas.

De esta forma, la Inspección de Trabajo ha iniciado una campaña para combatir los pagos por debajo del salario mínimo de las empleadas del hogar para intentar regularizar los sueldos y las cotizaciones a la Seguridad Social de estas trabajadoras. De hecho, la Inspección ya ha enviado unas 45.000 cartas a empleadores que presuntamente están incumpliendo con el pago del salario mínimo.

Con esta medida, Trabajo perseguirá la economía irregular en este ámbito, un paso más para apuntalar los derechos de estas trabajadoras, un colectivo en el que existe una notable precariedad laboral y en el muchas veces los empleadores cometen diversos fraudes.

Contratación de las empleadas del hogar y los fraudes más comunes

La contratación de empleadas del hogar es clara y sencilla. En el caso de las trabajadoras externas, la contratación puede ser por horas o a jornada completa. Si el trabajo es por horas y la empleada presta sus servicios en el domicilio menos de 120 días al año el precio mínimo de la hora es de 7,43 euros, mientras que si la empleada presta sus servicios 120 días o más al año su retribución debe ser como mínimo igual al salario mínimo interprofesional, o a la parte proporcional del salario mínimo correspondiente al tiempo trabajado.

Por otra parte, si se habla de trabajadoras internas la norma actual en España establece que este tipo de empleadas deben disfrutar de 36 horas consecutivas de descanso a la semana (por norma general de sábado a domingo), además de 2 horas diarias de descanso para las comidas y diez horas como mínimo de descanso entre jornadas.

Pese a esta legislación, hay empleadores que cometen fraude en la contratación, ya sea porque no hacen contrato a sus empleadas o porque las contratan por menos horas de las que realmente están trabajando. El sindicato Comisiones Obreras estima que aproximadamente el 40% de las empleadas del hogar trabajan sin contrato en España.

"No es tan sencillo, cuando estás buscando trabajo y solo te ofrecen trabajar por horas sin contrato, al final lo coges y te callas. En mi caso yo no denuncio porque estoy trabajando en cuatro casas a la semana y necesito el dinero. Cobro 8 euros la hora en una casa y nueve en las otras tres. A final de semana termino ganando 140 euros a la semana. Como comprenderás no me voy a poner a denunciar porque me pueden despedir y mis hijos tienen que comer", explica Samantha -nombre ficticio-.

Incumplimiento del salario mínimo 

Aunque la ley es clara con respecto al pago de salario mínimo, la realidad es que la web está repleta de ofertas laborales en las que se paga muchísimo menos o incluso se ofrecen trueques entre trabajo y habitación.

Un anuncio en el que buscan una trabajadora a cambio de una habitación.
Un anuncio en el que buscan una trabajadora por debajo del salario establecido. 

"Desafortunadamente es una realidad para nosotras. Nos ofrecen salarios bajos alegando que no tienen dinero porque estamos en crisis, aunque no sólo pasa en los años malos, en los años en los que las cosas van bien económicamnete tambien nos ofrecen menos dinero", explica Graciela Gallego del sindicato de trabajadoras del hogar Sintrahocu.

"Nos dicen que el dinero que nos pagan es mucho en nuestro país, pero nosotras tenemos que vivir aquí, pagar el alquiler aquí y comer aquí. Además, los salarios tienen que ajustarse a la legalidad", asegura.

Personas migrantes con miedo a ser denunciadas

Otro de los principales problemas de este colectivo vulnerable es que multitud de estas trabajadoras son mujeres migrantes sin regularizar con necesidad de trabajar, pero a su vez con miedo a ser denunciadas por sus propios empleadores, si no cumplen con sus exigencias.

"Estoy de interna desde hace dos años cuidando a un matrimonio mayor y a una de las hijas que sigue viviendo con ellos. Hago absolutamente todo en la casa; cuido de los ancianos, preparo comidas, baños, limpio la casa, plancho, sirvo la comida, recojo la mesa... Al final estoy trabajando prácticamente 24 horas porque el abuelito duerme muy mal y se despierta tres o cuatro veces por la noche. Por la mañana temprano se despierta la abuelita y la hija para ir a trabajar y me tengo que poner a hacer desayunos a las siete de la mañana", relata a Público una mujer interna que ha pedido no ser identificada.

La mujer asegura que ha sido amenazada varias veces por la familia y que tiene miedo de que algún día esas amenazas se cumplan.

"Yo no tengo papeles y no quiero que avisen a nadie. Alguna vez he buscado trabajo en otra casa, pero lo que me ofrecen es mucho más bajo. Aquí por lo menos estoy ganando 700 euros al mes", finaliza.

La importancia de la Prevención de Riesgos Laborales

Las empleadas del hogar tampoco están incluidas como tal en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y su inclusión es otro de los objetivos del sindicato de trabajadoras del hogar Sintrahocu. No obstante, el abogado laboralista, técnico en Prevención de Riesgos Laborales y profesor de la UOC, Víctor Canalda, explica que el titular del hogar familiar está obligado a cuidar de que el trabajo de las empleadas del hogar se realice en las debidas condiciones de seguridad e higiene.

"Aunque no están incluidas dentro de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales sí que están incluidas en otras normativas que pueden ser de aplicación por ejemplo el Real decreto 486/97 que establece disposiciones mínimas de salud en los lugares de trabajo", explica.

Canalda asegura que existen otras normativas como el Convenio 155 de la Organización Internacional del Trabajo —relativo a la seguridad y salud de los trabajadores— y el 148 —relativo al medio ambiente de trabajo—, ambos ratificados en España desde hace años.

La necesidad de ratificar el el Convenio 189 de la OIT

Desde hace años, organizaciones y sindicatos llevan pidiendo la ratificación del convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo, que contempla la inclusión de estas trabajadoras en el régimen general de la Seguridad Social.

Con la ratificación de este convenio, pasarían a tener los mismos derechos que el resto de las trabajadoras como el paro y la baja por enfermedad. De hecho, en octubre del pasado 2020, las trabajadoras del hogar y los cuidados crearon un sindicato, el Sintrahocu, para luchar por la ratificación de dicho convenio, entre otras cuestiones.

Más noticias de Economía