Público
Público

Santander mejora la OPA sobre el 20% que no controla de su filial de consumo en EEUU

La operación valora la totalidad del negocio en 12.700 millones de dólares.

El logo del Banco Santander en el aparcamiento de su sede corporativa, en la localidad madrileña de Boadilla del Monte. E.P./Ricardo Rubio
El logo del Banco Santander en el aparcamiento de su sede corporativa, en la localidad madrileña de Boadilla del Monte. Ricardo Rubio / EUROPA PRESS

La filial estadounidense de Banco Santander ha llegado a un acuerdo definitivo para comprar el 20% que no controla de Santander Consumer USA y ha mejorado su oferta pública de adquisición (OPA) hasta un importe de 2.490 millones de dólares (unos 2.100 millones de euros).

En concreto, la entidad ha ofrecido comprar los algo más de 60 millones de acciones de la rama de financiación al consumo que todavía no posee a un precio de 41,50 dólares por título en efectivo, por encima de los 39 dólares que ofreció inicialmente. El precio ofertado representa una prima del 14% respecto del precio de cierre de la acción ordinaria de Santander Consumer USA el pasado 1 de julio, que era de 36,43 dólares por acción. 

La operación valora la totalidad de la unidad de consumo de Santander en Estados Unidos en 12.700 millones de dólares, según dijo Santander en un comunicado.

Santander Holdings USA, la filial en el país norteamericano de Banco Santander, ya es dueña del 80,25% de Santander Consumer USA, equivalente a 245,6 millones de acciones.

La filial estadounidense de Banco Santander adquirirá las acciones ordinarias de Santander Consumer USA que aún no poseía a través de una oferta en efectivo, seguida de un segundo paso consistente en una fusión en la que una filial al 100% de Santander Holdings USA será absorbida por Santander Consumer USA.

El Santander ha estado intentando consolidar algunos de sus negocios bajo un control más estricto. A principios de este año, ofreció recomprar la participación minoritaria de su negocio en México que aún no poseía, tras haber tomado el control total del mismo dos años antes, cuando dejó de cotizar en bolsa.

Santander dijo que la operación en EEUU tendría un impacto negativo de 10 puntos básicos en el ratio de capital CET1 y que se prevé que contribuya al crecimiento del beneficio por acción en aproximadamente un 3% en el año 2022. Santander terminó con una ratio CET1 fully-loaded del 11,70% a finales de junio, desde el 11,85% tres meses antes.

Un portavoz del Santander dijo que la operación también le permitiría gestionar el negocio por segmentos de clientes en línea con sus rivales estadounidenses, y que también tendría un impacto positivo en el beneficio por acción del grupo y en su ratio de rentabilidad sobre fondos propios tangibles, una medida de la rentabilidad.

La transacción ha sido aprobada por unanimidad por los consejos de administración de ambas empresas y se espera que se cierre a finales de octubre o en el cuarto trimestre de 2021.

Más noticias de Economía